OTRO IMPUESTAZO SEPULTÓ EN 1990 LA CARRERA POLÍTICA DE CAFIERO, EL ABUELO DE LA NADA (Los imprescindibles del lunes)


EL FORTÍN DE MAR DEL PLATA SERÁ LA MATANZA DE LA OPOSICIÓN • TARIFAZO DE KICCILOFF. QUE SACÓ CADA UNO DE LA DISCUSIÓN • OTRO IMPUESTAZO SEPULTÓ EN 1990 LA CARRERA POLÍTICA DE CAFIERO (ABUELO) • LOS DISIDENTES ANTI-VIDAL ENDURECIERON LA NEGOCIACIÓN • RADICALES CORTAN VACACIONES PARA DECIDIR ESTRATEGIAS • SOCIOS CONSERVADORES RECOMPONEN FUERZAS CON BALTER, NUEVO JEFE • TAMBIEN EL PAMI CHAVISTA SE REFUGIA EN EL WHATSAPP • MENDOCINO SANMARTINIANO SALVARÁ A SAN MARTÍN, QUE VOLVERÁ SIENDO BILLETE

  • Hay movimientos con mucho de escenario y la oposición ya tiene la primera sede para montarlo. Es Mar del Plata, plaza que Juntos por el Cambio quiere convertir en la fortaleza de resistencia en la provincia de Buenos Aires, de la misma manera que La Matanza fue el fortín del peronismo para recuperar el poder. Para eso viajan la semana que viene las estrellas del radicalismo como Gerardo Morales, Mario Negri, Alfredo Cornejo, Ernesto Sanz y otros para participar de una serie de exhibiciones de fuerza junto al intendente del Pro Guillermo Montenegro. El jefe local de la UCR es el diputado provincial Abad, del stud de Sanz y que quiere disputar la autoridad partidaria en el distrito en octubre. Para ese cargo se apunta también Gustavo Posse. Mar del Plata ha sido siempre una vidriera para hacer política en el verano y una de las joyas de la oposición en el control de las ciudades más importantes del interior bonaerense. Abad estuvo con Negri el sábado en un acto junto al intendente de general Madariaga, y se mostró también con el intendente de Pinamar. Participará el jueves en una reunión pública de dirigentes radicales en Mar del Plata, en donde estará toda esta semana. Esa capitalidad marplatense es la que tiene la oposición en la CABA con la administración de Horacio Rodríguez Larreta. El peronismo nunca ha podido gobernar con el voto popular ninguna de esas dos ciudades-vidriera. Mar del Plata fue un retablo predilecto de Daniel Scioli para sus campañas – su cumpleaños se festeja allí todos los 13 de enero y la sociedad que tuvo el exgobernador con el vecinalista Gustavo Pulti fue lo más cerca que estuvo el peronismo de gobernar esa ciudad. Este año ese festejo no se hace en Mar del Plata.


  • Para estas horas

      • El debate en Capital sobre nuevo formato partidario para el peronismo. Promueven Alberto Fernández y Jorge Capitanich. Se reúne Capitanich con Osvaldo Cáffaro, intendente socialistoide de Zárate, a quien Alberto le abre el juego sobre el nuevo partido. Lo consultan todos a Jorge Landau, apoderadísimo del PJ. Capitanich aprovecha el viaje a la CABA para hablar con Omar Perotti sobre la licitación de la Hidrovía. (Ver la columna Alberto quiere tener partido propio – http://bit.ly/2skCA0C?fromRef=twitter)

      • Último round entre los funcionarios de Hacienda de la Nación y la CABA sobre el recorte de la coparticipación del distrito federal. (ver la columna Los rosarios del Papa, el veto a la enviada de Maduro y rosca a pleno en Pinamar – http://bit.ly/2FJGp2q?fromRef=twitter)

      • Macri, contemplativo en Cumelén. No tuvo reuniones políticas con otros veraneantes en esa comarca, como Esteban Bullrich o Carlos Rosenkrantz.

      • Carlos Malfa permanece en su diócesis de Chascomús. No visita al Papa, como informé en la columna de Clarín de hoy basándome en fuentes del gobierno.



  • También arden los mensajes que se cruzan en la oposición, entusiasmada por la performance problemática del primer mes del gobierno del Frente de Todos. Le sacan punta a la votación de la ley tarifaria de la provincia de Buenos Aires como un triunfo político ocurrido antes de cumplirse un mes del nuevo gobierno. La oposición impuso el número en el Senado de La Plata y recortó el proyecto de impuestazo de Axel Kiccilof. El efecto político tiene que descontar la inexperiencia del nuevo gobernador en peleas legislativas. Pero el peronismo tiene mucha experiencia y pudo alcanzar algún acuerdo para no comerse una derrota en los votos legislativos, cuando asumió con un gran porcentaje de apoyo en el voto popular. En 2016 la administración de Cambiemos fue a la negociación directa con los gobernadores y el peronismo no cristinista en el Congreso. Con eso sacó leyes importantes para la transición, como el arreglo con los bonistas, que hoy se mira como un triunfo pasajero porque el país ha vuelto al default en 4 años. A Macri seguramente no le molestaba sentarse a negociar y aparecer como un pactista. Era la cabeza de un gobierno de minorías. A este peronismo le pareció más útil aferrarse a la retórica y mostrarse como perdedor en el debate sobre esa norma que terminó siendo el fruto de un acuerdo. Es un clásico que los políticos peronistas que escondan los acuerdos para no aparecer agachándose ante la oposición. Toda una ratificación de un estilo. En la noche del martes anterior a la sesión, los negociadores del gobernador habían pactado nueve retoques al proyecto original. Pero el miércoles insistieron en la letra no negociada. Ganaron en diputados, perdieron en el Senado y se comieron una nueva derrota en la segunda lectura en la cámara baja porque no tenían los 2/3 de los votos. Prefirieron la retórica a la necesidad de fondos ya acusar a la oposición de beneficiar a los ricos. El jefe de los diputados opositores, Maximiliano Abad, discutió esa acusación con el argumento de que si le aumentaban Ingresos Brutos al servicio de cable, eso se traslada a precios, además de ser una presión sobre los medios de comunicación, con los que el peronismo vive en guerra. Ocurre, desde ese ángulo, con el aumento  del inmobiliario rural, que encarece los alimentos. Kiccilof marcó la cancha señalando la intención opositora de defender “defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas”. De paso es no es difícil imaginar que en la Argentina el peronismo es un “sector concentrado”.
  • Para la oposición el impuestazo es un castigo a sectores medios que pudieron votar a Juntos por el Cambio en una actitud clasista. Si es así, es previsible una represalia electoral de los perjudicados por esta ley. En el ADN del peronismo provincial, y de la familia Cafiero, hay memoria de cómo el destino de Antonio, abuelo de Santiago, jefe de gabinete, capotó el 5 de agosto de 1990 cuando los bonaeresne rechazaron por 67,2%. a 32,8% el proyecto de reforma de la constitución que contenía la cláusula de su reelección como gobernador. Entre las razones que se argumentaron en aquel momento para ese resultado figuró un aumento del impuesto inmobiliario rural que había diseñado Cafiero. El proyecto lo apoyaban peronismo y radicalismo, que un año antes, en las elecciones de 1989, había sumado el 85% de los votos. Es plausible la hipótesis que el público rechazó la reelección de quien le había propinado un impuestazo, además porque en 1994 Eduardo Duhalde sí logró la misma reforma.

Negri1

Mario Negri en Pinamar, junto al intendente local Martin Yeza y el secfretario de Seguridad Ciudadana Lucas Ventoso
  • En esa discusión se produjo la diferenciación, dentro de la oposición, del bloque Cambio Federal, integrado por diputados que responden al antividalismo de Gustavo Posse y Emilio Monzó. Esa bancada sostuvo un proyecto en minoría y se apartó de los debates entre Juntos por el Cambio y del Frente de Todos. Esa disidencia señaló la posibilidad de un acuerdo entre oficialismo y oposición que les permitiese a los dos justificar sus posiciones. Si esto se confirma, la oposición no ganó tanto ni el oficialismo perdió mucho. El sector de Cambio Federal sostiene que los legisladores de María Eugenia Vidal le aprobaron en diciembre una ley de emergencia a Kiccilof más profunda que la que logró Alberto del Congreso nacional. La diferencia principal es sobre el inmobiliario rural, que quedó intacto en el proyecto, objeto también de quejas de dirigentes agrarios. Importante, porque abre un camino de fuerza simbólica. No incluyeron en el resultado final, hicieron oposición y plantaron bandera en un cambio que también recorren algunos diputados en la cámara nacional. Son el grupo que animan desde afuera Monzó y Nicolás Massot, socios en la interna de Horacio Rodríguez Larreta, pero que buscan también diferenciarse. Los apantalla desde la cámara Sergio Massa, que arma una carpa propia que lo ampare también a él de la intemperie en la que lo pone el Cristinismo.
  • Hay ronda de whatsapp entre los radicales. Esa red de chats es hoy el territorio exclusivo de la actividad política. Dentro WP todo, fuera del WP nada. Algunos, con presunción de cautela, se animan al Telegram, que tiene leyenda de inviolable, pero ese servicio tampoco es inmune a los registros que miran los mirones que siempre existen (espías, jueces, curiosos indiscretos). para hacer una reunión de los “principals” del partido el 21 de enero. Van a concurrir le mesa chica del partido que preside Alfredo Cornejo, los jefes legislativos y los principales punteros nacionales. Hay tema abiertos, como la vacante en la AGN (Pichetto si, Pichetto no…), la propuesta oficial de Daniel Rafecas para procurador de la Nación y aferrar la unidad de Cambiemos frente a los proyectos que el gobierno quiere empujar en extraordinarias. Hoy el gobierno publicó que quiere mandar una reforma judicial, que se sumará al Consenso Fiscal III, que les mejora la caja a los gobernadores. Hacia adentro, subsisten frente de resistencia a la unidad con los aliados en Cambiemos. Por ejemplo en la CABA, en donde lo radicales son socios del proceso más exitoso de la oposición, que ha sido la reelección de Horacio Rodríguez Larreta. Aseguraron el mejor voto para Macri y la confirmación del proceso político de transformación del distrito que en 2023 cumplirá 20 años. La UCR del distrito aportó políticamente a todos los éxitos de Macri y de Larreta en la ciudad, pero estuvo fuera de la formalidad de la alianza local hasta este año. Ahora facturan con cargos en la gestión de Larreta y creen que tienen destino en las elecciones de 2023, cuando Larreta no podrá reelegir y estará arrinconado por la decisión de ser o no candidato presidencial. No dependerá de él sino de su circunstancia, que será la de todos. La CABA tiene a Martín Lousteau a su figura más notoria, pero su carácter de librepensador no permite muchos juegos de conjunto. Se notó en el debate en el interbloque del Senado antes del tratamiento de la ley de ajuste, cuando el senador quiso apartarse de la táctica de la oposición de hacer jugar sus votos para dar lugar a un debate antes que restarle quórum a un proyecto que ya venía con vaselina de Diputados. En ese debate volvieron a despuntar la pulsión de Lousteau por tácticas de diferenciación. Son las mismas que tienen sus mandantes del distrito, los caciques del radicalismo porteño como Enrique Nosiglia que privilegian por encima de todo la suerte nacional del partido con una candidatura presidencial en 2023.
  • En esos forcejeos entran fuerzas asociadas históricamente con lo que ha sido Cambiemos, como los conservadores. Esa fuerza ha estado aliada al Pro y a los radicales, pero viene de recuperar, después de muchos años, su personería política nacional. Carlos Balter, conservador de Mendoza que fue diputado nacional y jefe de campaña del mejor Ricardo López Murphy, el de la elección de 2003, es el nuevo presidente del Partido Demócrata Nacional desde la última semana. Este sector aportó legisladores y funcionarios a la CABA pero quedaron en la vereda en las últimas elecciones. Ahora avanzan con la idea de disputar bancas en las legislativas del 2023 con listas propias en varios distritos, coma la CAA, Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Corrientes y alguno más. Para eso están llamando a partidos conservadores como la UCeDé, el autonomista de Romero Feris, Encuentro por Corrientes de Pedro Braillard Poccard, y a dirigentes de la derecha que no se avergüenza de reconocerlo, como López Murphy o José Luis Espert. Estas enojados con Macri y los maristas porque le aportaron, desde fuera, el mejor cuadro que fue Federico Pinedo – lejos del partido desde hace años pero que es el referente objetivo de los conservadores de todos los palos – y hoy en su casa después de presidir el Senado. Tienen señales amistosas de Patricia Bullrich y de Miguel Pichetto, pero su cercanía la definirá la suerte de Juntos por el Cambio que, si quiere seguir siendo un frente unificado, tiene que amortiguar los impulsos derechistas de este flanco. Ni los radicales ni Carrió tienen destino en un frente que se identifique con la derecha.

CB

Carlos Balter fue elegido como el presidente del renacido Partido Demócrata Nacional
  • Hierven también los whatsapp globales. La temperatura subió en las últimas horas con el viaje de Felipe Solá a México con múltiple agenda. La más importante fue la comercial con México, la simbólica fue sentarse en la silla de la CELAC – una OEA sin EE.UU. ni Canadá que es un sello de goma. Pero incluyó reuniones con candidatos a la silla de Luis Almagro en la OEA como Fernanda Espinoza y Hugo de Zella. El gobierno argentino no tiene candidatos propio pero tampoco apoya al uruguayo Almagro, que lo tiene de asesor al empresario Gustavo Cinosi, que actúa como controller del gobierno de UU. y aparece y desaparece con el Zelig de Woody Allen en las fotos más insólitas y menos previsibles. Cuando Solá estuvo en México antes de asumir, los delegados de Washington Eliot Abrams y Tom Shannon les pidieron a Felipe y a Alberto una reunión discreta. Y quien abrió la puerta fue Cinosi, con chapa de hotelero en Pilar y visitante frecuente, antes de 2015, de la oficina del procurador Carlos Zannini. En este punto, los testimonios más divertidos se leen en el grupo de whatsapp de los integrantes del llamado Grupo de Puebla, en donde han discutido con ardor expresidentes como Ernesto Samper, Rafael Correa o al excanciller Celso Amorim sobre cómo cada de uno de ellos actuaría mejor que Almagro. Esas construcciones imaginarias de estos jubilados del poderes que corren por las galerías del whatsapp hacen recordar a otras experiencias de simulación política, como el de los gobiernos en el exilio. Los gabinete del gobierno republicano español en el exilio por la dictadura de Franco, se reunían a discutir programas en algún café de la avenida de Mayo en Buenos Aires, de México o de Perú, y se daban la palabra como si gobernasen. “Ahora va a hablar el ministro de Defensa”. Y hablaba. Ese gobierno en el exilio se prolongó hasta 1977, cuando se sancionó la constitución democrática de la transición. Ninguno de esos postulantes tiene chance de llegar a la OEA.

SM

  • El ocio veraniego fomenta fantasías más ociosas aún. Hasta ridículas, como que muchos se prendan en el debate sobre quiénes tienen que estar representados en los billetes. La Argentina, reconocidamente, no tiene moneda. En el mundo hay países que fomentan la eliminación del billete papel para embutir la economía en las redes, una manera de dejar atrás una costumbre pero también un forzado blanqueo de la economía. Y en la Argentina el debate veraniego es sobre si deben figurar personas humanas – como San Martín -, o no humanas – como el yaguareté o la toruca. Miguel Pesce ha pedido seis meses para revelar las imágenes del nuevo numerario. Es un mendocino, y en consecuencia, un sanmartiniano. No puede hablar porque los presidente del Banco Central hablan por sus circulares, como los jueces por sus sentencias y los periodistas por sus PNT. Pero les ha asegurado por señas a quienes lo escuchan en confianza que San Martín seguirá figurando en los billetes argentinos. No es algo trivial en un gobierno con un presidente que tiene posición tomada sobre las representaciones de animales. Vapuleó, en inolvidable confesión de campaña, nada menos que a Bugs Bunny como instrumento de control social. Si cree eso del inocente roedor, que es blando, peludo y suave, cual platero, ¿que no dirá del yaguareté, que es de la familia de la agresiva pantera, o de la ballena franca austral que, desfachatada, hace exhibiciones de apareamiento en público, totalmente desnuda, ante menores en las aguas de puerto Pirámides?, Este debate tiene el mismo nivel de frivolidad como el que discute si Guillermo Chaves es el cuñado o no de Felipe Solá, debido a que no está casado formalmente con su hermana María Helena. Una zoncera, porque el cuñadazgo es una categoría humana, no un título que se compra o regala. Se es cuñado más allá de la libreta de matrimonio. Imprime carácter. No es cuñado quien quiere sino quien puede. Pero la formalidad lo salva en ese debate sobre las normas contra el nepotismo. La medida que tomó Macri era razonable porque el nepotismo es la peor señal en una democracia. Le dice al público que para tener un puesto hay que pertenecer a un grupo, un partido, una clase o una familia. Buen debate para distraer cuando el agua suba y sube. Lo único que falta es que anuncien que van a vender el Tango 01.

 

Foto principal: Alberto Fernández y Axel Kiccilof en una selfie con personajes de la farándula en Chapadmalal; Mario Negri en Gral. Madariaga junto al intendente local Esteban Santoro y Maxi Abad presidente del bloque Dip. JUntos por el Cambio de la Pvcia. de Buenos Aires

 

 

 

Acerca de Ignacio Zuleta (788 Artículos)
Periodista y consultor político. Autor del libro “Macri Confidencial: pactos, planes y amenazas” (Bs. As.: Ed. Planeta, 2016). Columnista de Política Nacional del diario Clarín. 1: Columna Entretelas de la Política, que se edita todos los domingos en el Suplemento Economía. 2: Columna Avant Première, que se edita los días lunes en la sección Política (https://www.clarin.com/autor/ignacio_zuleta.html) Editor responsable del sitio www.zuletasintecho.com. Colabora en revistas del extranjero sobre temas políticos y es columnista invitado en medios de la Argentina. Como periodista y analista ha dictado conferencias en varios países. También ha realizado coberturas internacionales en sesiones de las Naciones Unidas, países de Medio Oriente, América Latina, la crisis política en Italia, los acuerdos Malvinas entre Gran Bretaña y la Argentina, elecciones en España, México, Estados Unidos, Uruguay, Chile, México y otros países, varias sesiones del World Economic Forum (Davos, Suiza) y numerosos viajes presidenciales de mandatarios argentinos y de otros países. También ha participado de reuniones científicas y profesionales como la que organiza la Global Editors Network. Ha sido Secretario de Redacción del Diario Ámbito Financiero, Editor político de mismo diario. Durante 7 años fue además responsable de la sección “Charlas de quincho”. Fue director responsable del diario “La Mañana del Sur”, Neuquén. También fue columnista del diario La Capital (Mar del Plata). En medios radiales, tuvo actuación a cargo de programas en FM la Isla y Radio el Mundo de Buenos Aires. Conductor durante 5 años del programa de debate político “Contrastes” (Canal Metro de TV). Es doctor en Filosofía y Letras (Universidad Complutense de Madrid, España) Graduado del programa Publishing on the Web de Stanford University, Graduate College, Palo Alto, California. Es miembro del Consejo Consultivo del CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales). Es profesor de la Maestría en Magistratura y Gestión Judicial (Conadu) que organizan la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza en el módulo “Prensa y Justicia”. Es crítico literario, autor de “La Polémica Modernista” (Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1989, en curso de reedición) y de la edición crítica de “Prosas Profanas y Otros Poemas” de Rubén Darío (Madrid: Ed. Castalia, 2015). Es el editor de un volumen de las Poesías Completas de Rubén Darío para la editorial Castalia de Barcelona, España (2016). Es Miembro del Consejo Asesor del proyecto de Archivo Dariano y Obras Completas de Rubén Darío. Universidad de Tres de Febrero (2016). También es autor de trabajos de investigación publicados en órganos científicos de Estados Unidos, España y la Argentina. Recibió un premio Nacional de Literatura en la Argentina, el premio Pedro Salinas en Puerto Rico, el premio de Cultura Hispánica en Madrid (España) y el premio Alfonsina en la ciudad de Mar del Plata. Fue destacado en 2017 como uno de los cinco periodistas de la última década en la especialidad “Análisis Político” por el Jurado de los premios de la Fundación Konex Ha sido profesor titular ordinario en el Departamento de Letras de la Universidad Nacional de Mar del Plata de las cátedras de Literatura Hispanoamericana y de Literatura Española. También Decano de la Facultad de Humanidades de la UNMdP durante un mandato de tres años. Fue profesor de Literatura Española, Literatura Argentina e Hispanoamericana y de Introducción a la Literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia. Santa Cruz, Argentina. Ha dictado cursos y conferencias sobre crítica literaria en universidades de Estados Unidos, México, Colombia, España y otros países. También ha dictado cursos y conferencias en facultades de periodismo de todo el país. ignacio@zuleta.org @izuleta www.zuletasintecho.com
A %d blogueros les gusta esto: