DOS BATALLAS CLAVE: BAJAR EL CERROJO Y RENEGOCIAR CON MASSA (LOS IMPRESCINDIBLES DEL LUNES)

 

  • PRIMERA LEY VIGENTE, LIBERAR EL CERROJO • EVALÚAN EL COSTO MASSA, QUE CONDICIONA APOYO A DNU DEL 15% • HOLLANDE CON MACRI A LA BOMBONERA. A LA ESMA CON LARRETA • MACRI QUIERE QUE DIGA ALGO SOBRE EL ACUERDO MERCOSUR-UR Y QUE NO LE DÉ TODO EL CARTEL A TABARÉ • ESPERAN SEÑAL DEL PAPA SOBRE LOS ACREEDORES • NEGOCIAN AGENDA CON OBAMA SOBRE TEMAS YA ACORDADOS • GUELAR, TEÓRICO DE LA ERA MACRI • FESTIVAL RADICAL PARA DESPEDIR A DOS • FRIGERIO Y PEÑA ANTE EL PLENO DE LOS RADICALES • PAN PERONISMO POR LOS 60 DE VALDÉS • DESAZÓN ENTRE PARLASURES • VERTIGO DE REUNIONES Y DOCUMENTOS EN EL PJ

 

PRIMERA LEY VIGENTE, LIBERAR EL CERROJO

  • No van a dar abasto esta semana los movileros de cuerpo y alma para abarcar el frenesí de reuniones y concilios a los que se entregarán los protagonistas para tejer y destejer una agenda enmarañada, pero que puede marcar el destino de todos para el resto del año. En la superficie, habrá que atender cada día a varias reuniones de las que tienen que salir acuerdos para que empiece a funcionar la maquinaria, empastada por la molicie veraniega, y por los aprontes de oficialistas y opositores para que los encuentre la realidad en la vereda oportuna. Lo más clarito pasa por el Congreso, adonde desde hoy los operadores de todas las fuerzas medirán los tiempos para que estalle el gran debate sobre la derogación de la ley cerrojo, que permitirá que avance alguna salida al entuerto Griesa. Desde Manhattan ha dicho este juez que los amparos no son eternos, y que la actitud de la Argentina ha cambiado. El lunes próximo, 29 de febrero, vence la oferta argentina, y si ya no hay ley cerrojo y la Argentina se lanza al pago de ese compromiso, aceptado por algunos acreedores, Griesa puede llegar a levantar embargos, con lo cual debilitará la posición y el valor de las acciones de los buitres más duros. Pero para que esa ley salga, hay que hablar finito con el peronismo, que siempre estuvo dispuesto a votarle la ley al gobierno anterior si se llagaba a algún acuerdo. Para esto hace falta muñeca política y mostrar poder de negociación, es decir control de las fuerzas y alguna promesa de que habrá beneficios para todos. Nadie niega, en el oficialismo y la oposición, que el crédito que puede liberar un acuerdo sobre la deuda es la única salida sólida que tiene la economía, que funciona hasta ahora con elementos decorativos y retoques que no tocan el hueso, porque siguen las restricciones por falta de dólares para las importaciones, para el giro de regalías, y los negocios que se prometían se demoran en todos los despachos.

 

EVALÚAN EL COSTO MASSA, QUE CONDICIONA APOYO A DNU DEL 15%

 

  • Para esta pelea, que puede ser la gran batalla legislativa del año, se prepara la UTE multipartidaria que es Cambiemos, y también el peronismo, adonde las voces para frenarle esa derogación al gobierno no son mayoría, porque saben que habría derrame para todos lados. Pero nadie se sienta a hablar sin antes mostrar los dientes. La prueba para el oficialismo es la reunión de mañana de la comisión que debe aprobar los DNU, adonde los delegados de Sergio Massa condicionan la aprobación del decreto que repuso el 15% de descuento de la coparticipación a las provincias que no tienen fallo de la Corte. Massa busca, según los macristas, convertirse en el representante de los gobernadores peronistas, corriendo a Macri por la colectora, con el argumento de que todo “tiene gusto a poco”. Durante el fin de semana estuvo llamando por teléfono a legisladores de oficialismo que integran la comisión DNU, pero no logró que nadie lo atendiese. Hoy en algunos despachos van a evaluar qué costo tiene ampliar el acuerdo con Massa, para que ponga el voto que apruebe el decreto, y si vale la pena ofrecer más sacrificios en favor de este socio odioso. En esa comisión, con el voto que controla Massa, los tantos están 8 a 8 y desempata el presidente, que es el radical Luis Naidenoff. Si no le aceptan el acuerdo al diputado renovador, el oficialismo se resigna a mandar el DNU al recinto, porque con el voto de cualquiera de las dos cámaras queda aprobado. Igual saben que es una lucha que no termina acá.

HOLLANDE CON MACRI A LA BOMBONERA. A LA ESMA CON LARRETA

  • Todo esto debe ocurrir en tiempos precipitados, porque esa norma, si avanza, tiene que salir cuanto antes de las dos cámaras, y esta semana hay otros motivos de distracción, con la visita el miércoles de François Hollande y la partida al día siguiente al Vaticano. Los dos encuentros de Mauricio Macri pueden aportar a esta pelea, porque Francia fue uno de los países que tuvo una conducta más colaborativa, entre los desarrollados, en el conflicto con los acreedores. Más allá del voto que haya puesto en alguna ocasión, el gobierno anterior siempre le agradeció a Hollande que impidiese que Europa actuase como un conjunto contra la posición argentina. De esta visita, se espera que haya algún avance en el demorado acuerdo Mercosur-Unión Europea, que se demora desde más de dos años por las dificultades del bloque europeo en unificar una propuesta sobre qué puntos se negociarán para el tratado de libre comercio. De ese continente, el país más duro en abrir mercados es precisamente Francia, por la protección que tiene sobre la actividad agrícola. El Mercosur tiene desde diciembre de 2014 acordada la lista de productos que admite discutir para la apertura, pero Europa demora con otros argumentos; en su momento señaló a la Argentina de Kiciloff por demorar ese acuerdo, algo que halagaba mucho a los brasileños, enojados desde tiempo antes por el cierre de las importaciones en la Argentina. Macri espera que Hollande diga algo, y que no se reserve todo para la segunda etapa de su viaje, que es desde el jueves al Uruguay. Ese país preside temporalmente el Mercosur, y quizás Hollande se guarde anuncios sobre el acuerdo, para la cita que tiene prevista con Tabaré Vázquez el jueves a la tarde en Montevideo. Macri buscará adelantarse, con el argumento de que bajo su gobierno el país abrirá más la economía y buscará acelerar ese compromiso que viene más que demorado. De eso habló Susana Malcorra el viernes en la reunión relámpago que tuvo en Montevideo con el canciller Rodolfo Nin Novoa. Tabaré viaja a Bélgica en marzo, y hablará allá del acuerdo, que fue tema de la reunión con Macri en la Anchorena en enero pasado. Para la venida de Hollande está prevista una cena el miércoles con invitados de todos los estamentos; ese mismo día el visitante estará en la Esma junto a Horacio Rodríguez Larreta y Estela de Carlotto, y es la razón de la entrevista con Macri de mañana. El presidente no los acompañará, pero sí lo llevará el jueves a la mañana a un santuario criollo que Hollande pidió pisar: la Bombonera. En las negociaciones previas a este viaje el francés lo puso como una de las prioridades de su llegada. Hollande viene en visita postergada; se la había prometido a Cristina de Kirchner para el año pasado, pero la postergó por el atentado a Charlie Hebdo. Tuvo además buenas relaciones con ella, la recibió con fasto y esta venida al país, un año más tarde, está dentro de la normalidad de las relaciones con la Argentina.

 ESPERAN SEÑAL DEL PAPA SOBRE LOS ACREEDORES

  •  Del Papa, se sabe que también hizo lo que pudo por la deuda, y hay quienes insisten en la veracidad de su frase “El negro nos cagó” cuando creyó, con Cristina de Kirchner, que actuaría más frontalmente en favor del país. Del Papa, Macri intentará también, como de Hollande, pronunciamientos de apoyo a la recuperación del crédito a través del acuerdo buitre. El pontífice no le negará el gesto, por más que haya mandado esta semana a su vocero a decir que la detención de Milagro Sala (que la oposición le atribuye al gobierno y no a la justicia) “no deja de ser formalmente dudosa en su gestación”. También le mandó un misilito cuando le hizo decir al obispo “Tucho” Fernández que pudo mandarle a la activista jujeña una carta, pero que la conformó con un rosario que, además, les regala a todos. Casi una amenaza, si se lee en clave clerical. Al gobierno le hace ruido que algunos levanten especulaciones sobre las relaciones de Macri con el Papa, que según quienes son responsables de llevarla adelante califican de una relación auténtica. Se entienden en lo personal, han disentido en algunos tópicos, han hecho grandes operaciones juntos, como la confrontación con Néstor Kirchner. Creen que el caso Sala no saldrá en la charla del sábado, que ocupará parte de la mañana, para que la comitiva pueda subirse al avión ese día a la noche y regresar pronto a Buenos Aires.

NEGOCIAN AGENDA CON OBAMA SOBRE TEMAS YA ACORDADOS 

  • La agenda externa cubre toda la semana, con un agregado al que le conceden importancia clave: los temas a anunciar cuando venga Barak Obama. Desde este lunes empiezan las conversaciones en varios niveles de funcionarios del gobierno de todos los ministerios, con oficiales de Washington y de la embajada en Buenos Aires, para redondear la agenda a conversar. Esas reuniones presidenciales en realidad son un repaso de carpetas que les llevan los asesores, ya conversadas: celebran el acuerdo, olvidan lo que no se acordó, y van después a mostrarse bajo los faroles. Para el gobierno la señal de la venida de Obama es un issue de imagen, porque es cautivo del lema de la oposición al ciclo Kirchner, de que esos gobiernos apartaron a la Argentina del mundo. Si viene Obama, estamos en el mundo; es una simpleza, pero la política también se teje con esas nimiedades. En el fondo, ningún gobierno argentino, y menos peronista, desairó jamás a Washington en los temas que al imperio le importan. Sí han ejercido, como el que terminó el 10 de diciembre, el estilo de política exterior “a la mexicana”, es decir acordar en lo importante por debajo, y cantar anti imperialismo en la superficie. Las prevenciones sobre alineamientos van a ser tema de debate hasta la llegada del hombre de color. La hipótesis de la Cancillería criolla es que Washington tiene hoy la oportunidad de darle un cañonazo a los sellos que pulularon en la región en la última década, como la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, llamada la OEA sin EE.UU. y Canadá) y la Unasur. Esos pergeños terceristas fueron inaugurados por aquel dúo que integraron Lula da Silva y Eduardo Duhalde y los continuaron Hugo Chávez y los Kirchner. Hoy, sin Cristina gobernando, con Nicolás Maduro que se viene en falsa escuadra, las turbulencias de Dilma y Bachelet, y con los Castro entregados al oro yanqui, es una oportunidad para el golpe de mano. Con Macri de presidente, ¿puede Washington soñar con lograr un nuevo Uribe, para citar a un emblema que defendió como pocos Estados Unidos? No hay otras figuras de gravitación en la región, y puede ser una oportunidad. La política exterior argentina ha sido siempre la de mantener equidistancia entre los bloques, y de eso no se apartó ningún gobierno; por eso los diplomáticos que desde hoy negociarán la agenda del encuentro, no quieren un abrazo de oso que comprometa al oficialismo en otra pelea ideológica. En eso juega la fecha de la llegada – 24 de marzo – oportunidad para que Obama y Macri recuerden que la agenda en la que más han coincidido los dos países en los últimos 30 años ha sido la de derechos humanos (aunque también hubo coincidencias sobre terrorismo, seguridad, energía nuclear, reforma de organismos multilaterales… a ver, ¿en qué no las hubo?). En las charlas de esta semana se despacharán también nimiedades. Por ejemplo, si la visita será “de Estado” o sólo visita oficial, ya que no es privada, aunque Obama viene con toda su familia. Si es de Estado, debe haber asamblea legislativa y visita a la Suprema Corte, algo que tienen que medir el visitante y el anfitrión. Macri pude querer acaparar para sí todos los retratos, y sumar a jueces y legisladores a la cena de honor. Obama puede querer visitar el palacio del Congreso y los Tribunales de Talcahuano. Nunca se sabe. De paso, antes de venir a Buenos Aires, Obama pasará por La Habana, donde esta semana estará el ex asesor presidencial y experto en tercerismos, Rafael Follonier.
  • Estos trajines los planificó Macri en soledad, en un fin de semana que embargó el ánimo de su familia y su entorno, por la muerte del empresario Martín Blaquier. Lo conocía desde la infancia, y sus familias siempre tuvieron relación, incluso empresarial. Fue al entierro rodeado de varios funcionarios como José Torello (que suspendió por esta tragedia una fiesta de cumpleaños que había convocado para el viernes en su casa del club Newman), Pablo Clusellas, Francisco Cabrera, Fabián Rodríguez Simón y otros. Las muertes cercanas al poder siempre despiertan suspicacias, aunque las razones queden – como ocurre con los suicidios – en el misterio para siempre. Le ocurrió a Carlos Menem con Miguel Roig y a Macri con un funcionario de confianza de él, Gregorio Centurión, quien se quitó la vida cuando ocupaba un cargo clave en la ciudad. Ahora, aunque no era funcionario, ocurre con este caso tan doloroso como el de Blaquier.

GUELAR, TEÓRICO DE LA ERA MACRI

  • De esto y de mucho más se habló a puertas cerradas el viernes en la residencia del embajador de Bélgica, quien hizo una cena para despedir a Diego Guelar, que se va a China como embajador. Reunió para eso a los representantes de países en donde estuvo Guelar con el mismo cargo: Estados Unidos, Brasil, Unión Europea y se agregó Italia. Ese grupo se completó con el embajador de Arabia Saudita, quien también hace las valijas hacia Pekín, en donde también representará a su país. A Guelar lo suelen escuchar muchos los embajadores porque desarrolla explicaciones comprensivas de los misterios incomprensibles de la política criolla, que son herméticos hasta para los peritos foráneos con años de experiencia en el país. Guelar acompaña a Macri hace años, y ha representado a un sector del peronismo que ha visto en el actual presidente una superación de etapas frustradas de la transición del país de los regímenes autoritarios a la democracia, algo pendiente para la Argentina cuando el resto de los países de la región ya lo superaron. La convicción de Guelar, les explicó a los comensales de la esa noche, es que el primer intento de transición lo hizo Alfonsín con un pos radicalismo o renovación radical, que se anotó en la social-democracia, que pudo ser una salida exitosa, pero que se frustró con el fracaso de la gestión radical. Menem intentó algo similar con la renovación peronista, que era un pos peronismo ligado a la centro derecha conservadora. Ese modelo también fracasó en la opinión pública, que cree que no sirvió para mucho. Después vinieron dos saltos atrás en el tiempo como reacción a esos fracasos de las dos renovaciones: el gobierno de Fernando de la Rúa, que era una vuelta a lo más rancio del partido, y el de Néstor Kirchner, que fue otro ademán setentista. A Macri le toca, dice esta percepción, intentar algo superador del radicalismo y del peronismo formal, como el primer presidente desde 1916 que no pertenece a ninguno de los dos partidos. Para lograr cerrar la era de la transición tiene que tener una gestión exitosa que incluso pueda costarle no reelegir en 1919 pero que complete el proceso que cerraron los otros países de la región que no discuten, ya desde hace rato, la transición.
Martín Lousteau y Ramón Puerta en el manso examen en la comisión de acuerdos del Senado para ser embajadores en Estados Unidos y España

FESTIVAL RADICAL PARA DESPEDIR A DOS

  • Ese viernes ya el Senado, comisión de Acuerdos, le había informado al Ejecutivo que los pliegos de todos los embajadores que rindieron examen durante la semana estaban aprobados, y que pueden ser votados en una sesión que intentan apurar para mañana. En esas audiencias no hubo rispideces porque las candidaturas de Guillermo Montenegro (Uruguay), Martín Lousteau (Estados Unidos), Diego Guelar (China), José Bordón (Chile); Marcelo Stubrin (Colombia), Ramón Puerta (España), Carlos Magariños (Brasil), Miguel Del Sel (Panamá), Normando Álvarez García (Bolivia), Oscar Moscariello (Portugal), Rodolfo Terragno (Unesco) y Luis Juez (Ecuador) estaban ya negociadas con el Ejecutivo. Eso lo festejaron todos, pero la cena que le hicieron los radicales a Stubrin y al “Chiqui” Álvarez García dio para que se verificase la reunión partidaria más importante en lo que va del año. Ocurrió el miércoles por la noche en el privado de la parrilla La Raya, donde estuvieron los principales caciques del partido para brindar hasta la madrugada por la ventura de estos dos correligionarios. La organizó el ex diputado Marcelo Bassani, que ha sido socio de Stubrin, y además es compadre del jujeño Álvarez García. Sentó a un lote integrado por Ernesto Sanz, Enrique Nosiglia, Rafael Pascual, Raúl Baglini, Jesús Rodríguez, Federico Storani, Facundo Suárez Lastra, que devoraron las delicias de la parrilla mientras esperaban con ansiedad que apareciesen Ángel Rozas y Mario Negri, jefes de los bloques del Congreso, que esa noche estaban invitados por Mauricio Macri a un bandejero de contención.

FRIGERIO Y PEÑA ANTE EL PLENO DE LOS RADICALES

  • Llegaron pasada la medianoche, con el cuento que aquí ya se contó: que Macri hablará de la (mala) herencia recibida del gobierno Kirchner, y que Sergio Massa está en contra de la aprobación del DNU del 15% de la coparticipación para las provincias, que debe destrabar la comisión del Congreso. El relato fue minucioso, y demoró la sobremesa con especulaciones sobre el futuro de la UTE Cambiemos, en donde el massismo cobra cada paso que da, y los radicales son los socios del silencio. Le han facturado lo que aportan a Macri con la designación de Rozas y de Negri como jefes de los interbloques, que es ya un reconocimiento. Confían en que eso se profundizará con otros gestos, como la invitación que le han hecho a Rogelio Frigerio y a Marcos Peña para que hablen el miércoles en la apertura del encierro de legisladores, funcionarios y autoridades del partido, que se hará en la estancia San Ceferino, de Open Door, en las afueras de Buenos Aires. Ese encuentro se hace todos los años como una coaching opportunity con propios y algunos expertos en temas técnicos (este año hablarán Aldo Isuani y Liliana de Riz, entre otros). Con la presencia de estos dos ministros de Macri, el encuentro se amplía y esperan imponerlos de necesidades que tienen en todas las provincias, que hasta ahora no han sido atendidas por el gobierno del cual forman parte. Por la coreografía de las mesas y las ubicaciones, quedó claro en La raya que Sanz ocupa, silenciosamente, un lugar cada vez más importante. Le atribuyen poderes especiales y agendas misteriosísimas con varios encuentros a solas con Macri por semana, y otras exageraciones. Pero quedó claro que sigue siendo jefe máximo sin cargo formal. Hubo reaparecidos esa noche, como “Michingo” O´Reilly o Mauricio Salmoiraghi, que fue funcionario alfonsinista y después estuvo en Telecom. Con el ascenso de Susana Malcorra – otra ex Telecom – a la Cancillería, Salmoiraghi fue incorporado como funcionario de la casa para manejarle el radicalismo a la ministro, que fue radical en su juventud santafesina, pero que necesita una tabla de mareas para moverse en esa etnia. También estuvieron el vicecanciller Carlos Foradori, Juan Nosiglia, legislador, el abogado “Coco” Ballestero y, de paso para saludar, la dupla “Coco” Basile y Carlos Babington, que tienen reserva permanente en La Raya.

PAN PERONISMO POR LOS 60 DE VALDÉS

  • Así como La Raya albergó la reunión más importante de radicales, la casa-quincho del diputado del Parlasur Eduardo Valdés, en el barrio de Almagro, fue sede de la más importante de los peronistas. El miércoles había cumplido 60 años, pero lo festejó el viernes con estrellas poco frecuentes en reuniones partidarias, como “Palito” Ortega y “Juanse” de Los Ratones Paranoicos, llevados por Susana Re, esposa de Valdés, que los tiene como benefactores de su actividad educativa con chicos discapacitados. El quincho de Valdés estalló esa noche con invitados de todas las veredas partidarias, de Gustavo Béliz y “Pancho” Meritello, a Ginés González García, pasando por Jorge Taiana, Jorge Argüello, “Pepe” Albistur, Eduardo Epszteyn, Milcíades Peña, Juan Manuel Olmos, Víctor Santa María, Julio Vitobello, el “Topo” Devoto, Patricia Vaca Narvaja y su marido el dirigente histórico Gustavo Gemelli (a quien los amigos llaman cariñosamente “La Chancha”), Carlos Montero, la actriz Julieta Ortega, el empresario Matías Patanian, Guillermo Francos y el infaltable “Oso” Charly, compinche de todas las picardías de Valdés. Por ejemplo, apareció con un tesoro de fotos del casamiento de “Palito” con Evangelina Salazar que el cantante no conocía. Reclamó que se las prestase porque está terminando un libro sobre su vida que quiere presentar en la Feria del Libro y las quiere incluir. 
  • Palo
Eduardo Valdés, Susana Re y Ramón Ortega en una noche de panperonismo en Almagro

DESAZÓN ENTRE PARLASURES 

  • Hubo muchas preguntas al cumpleañero sobre el Papa y la visita que hará Macri al Vaticano, pero se excusó de opinar. Negó haber recibido un llamado papal por el cumpleaños y sólo reveló haber hablado ese día con Cristina de Kirchner porque era también el cumpleaños de ella. Como había algunos parlasures presentes (Taiana, Santa María), escucharon el relato de la sesión del lunes pasado en Montevideo, en donde la bancada opositora de Cambiemos presentó el pedido para que en la sesión del 14 de marzo próximo se elija a un presidente efectivo, porque le quitan legalidad al interinato de Taiana. Agustín Rossi pidió que se considere una modificación reglamentaria, que imponga una nueva forma de elegir al presidente del Parlasur, para que los países con más cantidad de legisladores no terminen dominando siempre las elecciones. Ese pedido se tratará en la sesión de marzo, en la que Taiana peleará su elección como presidente efectivo, pero donde puede aparecerle un competidor, el hoy massista Jorge Vanossi, para quien algunos ya buscan votos. Entre los legisladores electos al Parlasur hay desazón, porque se han enterado de que circula un proyecto de decreto pasándole la competencia de esa representación a la Cancillería, con lo cual perderían la relación con el Congreso. En esa norma tampoco se incluye partida para gastos de salarios, obra social, viáticos, etc. Un problema para diputados electos que no tiene sede ni sueldo. El bloque mayoritario, que es el Frente para la Victoria, resistirá ante la justicia esa modificación, pero el gobierno Macri no quiere ceder, porque tiene medido que el Parlasur y todo lo que connota tienen un alto rechazo del público, y todo lo que se haga para patrocinarlo, significará un costo político para el oficialismo. Lindezas de la democracia popular de mercado, la misma que salvó a Barrabás.

VERTIGO DE REUNIONES Y DOCUMENTOS EN EL PJ

  • Algunos de los presentes en ese cumpleaños venían de otra reunión el día anterior, en la sede del PJ porteño, a la que asistieron los congresales nacionales, que el miércoles participarán del Congreso que convocará a elecciones de autoridades. La convocó Santa María, presidente del partido, y estuvieron entre otros Carlos Tomada, Guillermo Moreno (que no es congresal, pero es candidato a presidir el consejo nacional), Mariano Recalde, Juan Cabandié, “Keli” Olmos, Nicolás Trotta, Daniel Filmus, Donato Spaccavento, etc. Se comprometieron a llevar un documento que se parecerá mucho al que redactaron Carlos Kunkel y Héctor Recalde desde el PJ de Buenos Aires. Pedirán que haya unidad, que no haya revisionismo (es decir purga de kirchneristas) y que se trate de salvar al partido de una intervención judicial. Todos acuerdan en la figura de José Luis Gioja como nuevo presidente en una lista de unidad que negocian los gobernadores e intendentes, para que en un año llame de nuevo a elecciones indirectas de autoridades. Esto último es lo que tiene que aprobar el Congreso del miércoles. Le pregunté a Gioja sobre su candidatura, pero no quiso admitir nada al respecto. Rio al decir: “Pero el teléfono no deja de sonar”. Recibió el fin de semana a un grupo juvenil del partido que le acercó el ex yerno presidencial Camilo Vaca Narvaja, todo un símbolo para los códigos peronistas, porque viene de celebrar el fin de año con su ex suegra, Cristina de Kirchner, en el Calafate. Según Gioja la reunión del miércoles será pacífica “aunque algo dirá alguno; este partido no es un colegio de señoritas. Es duro perder una elección, y más duro para el peronismo, que es un partido de poder”, me dijo. Para esa reunión el taxista Omar Viviani asegura que no habrá incidentes con los representantes del bloque disidente que armó Juan Manuel Urtubey y con el que se saca fotos José Scioli. Desde La Ñata hacen silencio y la única señal es para aclarar que el juego de “Pepe” no es hoy el de Daniel, que estuvo fuera del país, pero que irá al Congreso sin adelantar posiciones. Navega sin luces llevando adelante su estrategia de no soltar a nadie, habla con todos – hasta con Wado de Pedro y Carlos Zannini – y confía en que, en un año, cuando se empiece a hablar de candidaturas – haya unidad de todo el peronismo detrás de su postulación a la senaduría por Buenos Aires. Esa será la tarea de Gioja, que cree que con José Manuel de la Sota está todo bien porque maneja el PJ de su provincia, pero que Massa es irrecuperable para el PJ. Para él, ya está en otra cosa.
  • Gioja-Camilo
    José Luis Gioja en foto que hará trinar al Calafate, junto al ex yerno de Cristina de Kirchner, Camilo Vaca Narvaja, que apoya al sanjuanino para presidir el PJ nacional
  • El cumpleaños de Valdés cerró con un video de reminiscencias familiares sobre sus 60 años y sobre los 30 de matrimonio, y con una selección del cancionero de “Palito”, que hizo subir a “Juanse” al escenario. Les explicaron a los sorprendidos que Ortega, así como llevó a la reflexión a Charly García, hizo lo mismo con “Juanse”, que terminó con una entrevista con el Papa, algo insólito para este adelantado del rock rolinga. Un veterano del partido entonó, cuando todos se iban, unas líneas de Lito Nebbia, otro emblema peruca: “Creo que nadie puede dar una respuesta/ni decir qué puerta hay que tocar”. Y remató, “Eso nos pasa hoy a los peronistas”.