Anuncios

Cristina entendió que la Corte no le va a dejar pasar nada

La justicia acumuló sentencias que muestran la voluntad de resistir: el rechazo de la suspensión de los traslados, el fallo que ratificó la sentencia contra Amado Boudou y el rechazo a medidas procesales de la defensa de Julio de Vido. En instancias inferiores, Casación ha ratificado la validez de las declaraciones de encartados por el caso «cuadernos», algo sólo posible con una señal favorable, de respaldo, de la Corte. A Cristina y a lo que ella represente, es una señal de que la Corte no está dispuesta a cederle un palmo. Esto explica la saña con la cual describe en ese documento que es el «alarido de Cristina» el perfil de cada integrante de la Corte, algunos de los cuales fueron designados por ella y su marido, como es el caso de Ricardo Lorenzetti. Conmueve la ingenuidad con la cual Cristina encuentra señales de solidez en leyendas periodísticas como el «lawfare» o «la mesa judicial de Macri» (contra la que inició una querella, cuando se trata de un invento del relato periodístico) o cuando critica una foto del presidente de la Corte con el juez brasileño Sergio Moro y el fallecido Claudio Bonadío. Como si esa imagen fuera un testimonio más que fotográfico. O cuando indica que Juan Carlos Maqueda fue designado en la Corte a propuesta de Eduardo Duhalde, a quien llama presidente «interino», otra calificación que creó el periodismo. Estas fragilidades explican la poca suerte que tiene Cristina en sus emprendimientos. Mal asesorada, nada le sale como ella quiere y su leyenda de infalibilidad estratégica es difícil de demostrar en logros: no pudo ser ni candidata a presidente, está multiprecesada, embargada, no puede salir del país sin permiso de los jueces a quienes insulta. La contracara de un político exitoso.

¿Por qué Alberto la hace sufrir tanto?

Según la percepción de Cristina, la justicia, encabezada por la Corte, es el instrumento de intereses económicos que fueron lesionados por su gobierno, como la estatización de las jubilaciones. Es comprensible que ella se queje, abrumada por procesamientos que la llevan a juicio sin que el gobierno que ella integra haga nada. Es posible entender ese ataque a la Suprema Corte, que el mensaje individualiza en cada uno de sus miembros, es: 1) una revelación de impotencia política; 2) un mensaje a Alberto Fernández por consentir los dichos de su ministro del Interior de que en la Argentina hay presos políticos. Si los hubiera, ¿no va él a hacer nada? La queja más severa de su «alarido» dice: «Esa articulación mediática-judicial para perseguir y encarcelar opositores, se desplegó en nuestro país con toda su intensidad desde la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación y, lo que es peor: aún continúa”. El presidente miró para otro lado; dijo que la justicia no anda bien y que es corporativa. Una nadería de panelista en un país en donde nada anda bien, no sólo la justicia, y en un mundo en donde los poderes tienen conducta corporativa, la justicia, el fútbol, los partidos políticos, los pintores, de brocha fina y de brocha gorda. Los fantasiosos ven en este minué un acercamiento de Cristina a un indulto. Si Alberto cree que ella es una perseguida política y que en la Argentina hay presos políticos, ¿por qué perpetúa su sufrimiento, si tiene a mano una herramienta como es el perdón presidencial? No lo hace: 1) por el desprestigio que echaría sobre su gestión, ya herida por rayaduras y abollones, no sólo en la carrocería; 2) porque sostener el statu quo heredado es una herramienta que tiene para mantearla a raya a Cristina y sus fantasías hegemónicas. Detrás de esta mirada hay otro dilema: ¿Cristina es alguien que quiere avanzar o que se quiere retirar? Si la polvareda que levanta es de alguien que quiere entrar en el juego político, un indulto la descalificaría de manera terminal. Si lo que quiere es salirse del escenario, un indulto sería una forma pacífica de decir adiós. No es una figura que muestre proyectos, más allá de su agenda personal, ni posicionamientos ligados al interés público Es una estilista del “posicionamiento”, esa virtud que tanto valora el peronismo de estar en la posición adecuada en el momento oportuno.

(De la columna «Buscan recortarle la autonomía a Larreta, no sólo los fondos», Entretelas de la política, en Clarín de hoy – https://clar.in/3oJ80VU?fromRef=twitter)

Por Ignacio Zuleta

Periodista y consultor político. Autor del libro “Macri Confidencial: pactos, planes y amenazas” (Bs. As.: Ed. Planeta, 2016). Columnista de Política Nacional del diario Clarín. 1: Columna Entretelas de la Política, que se edita todos los domingos en el Suplemento Economía. 2: Columna Avant Première, que se edita los días lunes en la sección Política (https://www.clarin.com/autor/ignacio_zuleta.html) Editor responsable del sitio www.zuletasintecho.com. Colabora en revistas del extranjero sobre temas políticos y es columnista invitado en medios de la Argentina. Como periodista y analista ha dictado conferencias en varios países. También ha realizado coberturas internacionales en sesiones de las Naciones Unidas, países de Medio Oriente, América Latina, la crisis política en Italia, los acuerdos Malvinas entre Gran Bretaña y la Argentina, elecciones en España, México, Estados Unidos, Uruguay, Chile, México y otros países, varias sesiones del World Economic Forum (Davos, Suiza) y numerosos viajes presidenciales de mandatarios argentinos y de otros países. También ha participado de reuniones científicas y profesionales como la que organiza la Global Editors Network. Ha sido Secretario de Redacción del Diario Ámbito Financiero, Editor político de mismo diario. Durante 7 años fue además responsable de la sección “Charlas de quincho”. Fue director responsable del diario “La Mañana del Sur”, Neuquén. También fue columnista del diario La Capital (Mar del Plata). En medios radiales, tuvo actuación a cargo de programas en FM la Isla y Radio el Mundo de Buenos Aires. Conductor durante 5 años del programa de debate político “Contrastes” (Canal Metro de TV). Es doctor en Filosofía y Letras (Universidad Complutense de Madrid, España) Graduado del programa Publishing on the Web de Stanford University, Graduate College, Palo Alto, California. Es miembro del Consejo Consultivo del CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales). Es profesor de la Maestría en Magistratura y Gestión Judicial (Conadu) que organizan la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza en el módulo “Prensa y Justicia”. Es crítico literario, autor de “La Polémica Modernista” (Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1989, en curso de reedición) y de la edición crítica de “Prosas Profanas y Otros Poemas” de Rubén Darío (Madrid: Ed. Castalia, 2015). Es el editor de un volumen de las Poesías Completas de Rubén Darío para la editorial Castalia de Barcelona, España (2016). Es Miembro del Consejo Asesor del proyecto de Archivo Dariano y Obras Completas de Rubén Darío. Universidad de Tres de Febrero (2016). También es autor de trabajos de investigación publicados en órganos científicos de Estados Unidos, España y la Argentina. Recibió un premio Nacional de Literatura en la Argentina, el premio Pedro Salinas en Puerto Rico, el premio de Cultura Hispánica en Madrid (España) y el premio Alfonsina en la ciudad de Mar del Plata. Fue destacado en 2017 como uno de los cinco periodistas de la última década en la especialidad “Análisis Político” por el Jurado de los premios de la Fundación Konex Ha sido profesor titular ordinario en el Departamento de Letras de la Universidad Nacional de Mar del Plata de las cátedras de Literatura Hispanoamericana y de Literatura Española. También Decano de la Facultad de Humanidades de la UNMdP durante un mandato de tres años. Fue profesor de Literatura Española, Literatura Argentina e Hispanoamericana y de Introducción a la Literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia. Santa Cruz, Argentina. Ha dictado cursos y conferencias sobre crítica literaria en universidades de Estados Unidos, México, Colombia, España y otros países. También ha dictado cursos y conferencias en facultades de periodismo de todo el país. ignacio@zuleta.org @izuleta www.zuletasintecho.com

Salir de la versión móvil