Anuncios

Cristina vs. Massa: Alberto correte (o la batalla del canal Magdalena)

Como regalo de despedida, Solá le explicó, con profusión de mapas y alambicadas explicaciones sobre codillos e isobatas, los detalles de la nueva batalla que se le viene encima al gabinete. Enfrentará a Cristina -Senado- con Sergio Massa -Diputados-. El rehén es el ministro de Transporte, Mario Meoni, y el motivo es la licitación de la obra del canal Magdalena, que enlaza cursos de navegación que comprenden, en parte, la Hidrovía. Meoni, delegado de Massa en este negocio, fue habilitado por un decreto (el 949/2020; https://www.argentina.gob.ar/normativa/nacional/decreto-949-2020-344621/texto) a llevar adelante la obra para ampliar la navegación que beneficia, también, al puerto de La Plata. Meoni se apartó de un acuerdo con los gobernadores de la región que confirmaron un acuerdo para la normalización de la concesión de la Hidrovía.

La brigada anti Meoni activó una célula dormida en el Senado, y en pleno enero parlamentaron los cristinistas José Mayans -formoseño- y Jorge Taiana -ex canciller que sabe largo de estos detalles diplomáticos-. Pidieron someter todo a una comisión bicameral de seguimiento. En la Argentina, cuanto te quieren embromar, te meten una bicameral, que son como el triángulo de las Bermudas. Lo que cae ahí, nunca termina de salir como entró. Los inspira Horario Tettamanti, que estuvo a cargo de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación, y que sostiene que las decisiones de Meoni no sirven al mejor interés del país. Entre esas críticas figura hasta una confusión de canales a mantener, dragar y peajear.

El peronismo logró que el gobierno de Macri no concediese, bajo su mandato, la obra de mantenimiento de la Hidrovía, que está concesionada al grupo Emepa, cuyos directivos quedaron encuadernados en la causa por haber pagado, según propia confesión, dineros por la prórroga de la concesión en 2010 a la administración de Cristina de Kirchner. Elisa Carrió tiene la lupa puesta sobre esa obra y cuestiona también lo que han hecho los gobiernos en esas aguas turbulentas. Queda notificado el Dr. Fernández de que se viene una lluvia ácida sobre Massa desde el Instituto Patria, que lo pueden salpicar porque firmó el decreto 949 junto a Santiago Cafiero y Meoni, y que tiene tiempo de correrse.

La política le pone el corsé a la economía: hay efectivo

Un sistema que privilegia los triunfos pasajeros es un sistema que no está apretado por la necesidad. Es una constante de la Argentina, país de rentas que guarda USD 500.000 millones fuera del circuito formal, en el cual nunca la restricción económica le pone el corsé a la política. Al revés, es la política la que adapta la economía a las necesidades del poder. Para algunos es una maldición, para otros una bendición. Depende de dónde te haya tocado nacer y vivir. Lo prueba la suerte de las empresas con participación del Estado, que el peronismo tiene en la agenda para estatizar, a los valores misérrimos de sus activos y sus acciones.

El caso más estridente es YPF, que salta como maleta de loco desde los años ’90, con administraciones siempre peronistas, entre estatizaciones, privatizaciones y reestatizaciones. El sector petrolero –empresarios, sindicalistas– descuenta ya que el proyecto para estatizar el 100% de las acciones ocupará el debate en 2021. Lo mismo ocurrirá con otras compañías devaluadas, una tentación para el Estado, o algún amigo del Gobierno, de quedárselas por unos pocos pesos. Son empresas muy valiosas, de relieve internacional, que hoy valen monedas. Piénsese en alguna firma de ingeniería y tecnología que produce turbinas y hasta reactores nucleares. Ya no lleva el nombre de sus fundadores, pero puede caerle a las manos de algún amigo porque, además, está en las comarcas cordilleranas, donde prosperan emprendedores más que amigos del Gobierno.

Pagar y morir, lo último

Esta hipótesis explica el desafío que le ha propuesto el gobierno a Guillermo Nielsen como embajador en Arabia Saudita. No es tanto por una polémica sobre el pago de la deuda de USD 400 millones que debía realizar, porque el Gobierno -Economía, el BCRA- le facilitó la renegociación de ese tramo, sin poner el dinero. Hace unos días, el Central emitió una Comunicación (la «A” 7196, del 6 de enero) en la cual autorizó mecanismos que facilitaban el trámite para renegociar ese pago. La comunicación establecía que «para las operaciones de endeudamiento externo (…) que hayan sido ingresadas y liquidadas por el mercado de cambios a partir del 07.01.2021 se admitirá que fondos originados en el cobro de exportaciones de bienes y servicios del deudor, sean acumulados en cuentas del exterior y/o el país, destinadas a garantizar la cancelación de los vencimientos de la deuda emitida».

En la reunión del equipo económico del jueves, que presidió Cafiero, el comentario fue que esos pagos nunca se efectivizan, sino que se renegocian con nuevos compromisos. Y estaban allí los dueños de la pelota, como Guzmán y Miguel Pesce. El comentario se hizo a propósito de otro pago que se someterá al roll over, uno de USD 2.000 millones, comprometidos con el Club de París.

La fantasía de la estrategia infalible de Cristina es eso: una fantasía

La oferta explicativa pone el acento en la hipótesis de la acumulación de fuerza por parte del cristinismo para desplazar del centro de poder a sus socios, Alberto y Massa. El Presidente está herido por el destino que las guerras que les deparan a los gobernantes. Son las primeras víctimas de estos conflictos, y enfrentar al virus es una situación de guerra. Massa ha perdido peso porque al final es el responsable de esa debilidad institucional de su Gobierno, de navegar sobre el filo de los 129 votos. También padece una calamidad que está en su ADN: sólo puede prosperar en un sector del voto que ya tiene dueño: Juntos por Cambio. No se equivocaba después de 2009 cuando migró en busca de ese voto. Llegó al límite de la resistencia del material, le sirvió para cogobernar la provincia de Buenos Aires durante dos años junto a María Eugenia Vidal, pero no para destruir al peronismo, al que había abandonado.

Massa sufrió el destino de todos los renovadores del peronismo que desde Cafiero han sido. Arrancan vuelo, pero siempre les ganan los cabecitas. Es una exageración creer que detrás de esta puja de fuerzas se encierra una estrategia lúcida, estudiada y con chances de imponerse. No es lo que dice la tradición del cristinismo, una tribu del peronismo que suma a una dirigente como Cristina y, debajo, un elenco de peronismo de segunda marca. Los productos de primera marca están en las provincias, que miran desde lejos cómo les va en la vida a estos peronistas metropolitanos, que hoy ocupan Olivos y el Congreso. Les están tomando el tiempo, pero todavía no hay fecha de examen. Pueden ser octubre de este año.

(De la columna «Alberto Fernández le dijo no a la renuncia de Solá, reabrió La Ñata de Daniel Scioli y Jorge Capitanich DT», en Avant Premiere en Clarín del 24 ene 2021 – https://clar.in/3prrJtO?fromRef=twitter )

Por Ignacio Zuleta

Periodista y consultor político. Autor del libro “Macri Confidencial: pactos, planes y amenazas” (Bs. As.: Ed. Planeta, 2016). Columnista de Política Nacional del diario Clarín. 1: Columna Entretelas de la Política, que se edita todos los domingos en el Suplemento Economía. 2: Columna Avant Première, que se edita los días lunes en la sección Política (https://www.clarin.com/autor/ignacio_zuleta.html) Editor responsable del sitio www.zuletasintecho.com. Colabora en revistas del extranjero sobre temas políticos y es columnista invitado en medios de la Argentina. Como periodista y analista ha dictado conferencias en varios países. También ha realizado coberturas internacionales en sesiones de las Naciones Unidas, países de Medio Oriente, América Latina, la crisis política en Italia, los acuerdos Malvinas entre Gran Bretaña y la Argentina, elecciones en España, México, Estados Unidos, Uruguay, Chile, México y otros países, varias sesiones del World Economic Forum (Davos, Suiza) y numerosos viajes presidenciales de mandatarios argentinos y de otros países. También ha participado de reuniones científicas y profesionales como la que organiza la Global Editors Network. Ha sido Secretario de Redacción del Diario Ámbito Financiero, Editor político de mismo diario. Durante 7 años fue además responsable de la sección “Charlas de quincho”. Fue director responsable del diario “La Mañana del Sur”, Neuquén. También fue columnista del diario La Capital (Mar del Plata). En medios radiales, tuvo actuación a cargo de programas en FM la Isla y Radio el Mundo de Buenos Aires. Conductor durante 5 años del programa de debate político “Contrastes” (Canal Metro de TV). Es doctor en Filosofía y Letras (Universidad Complutense de Madrid, España) Graduado del programa Publishing on the Web de Stanford University, Graduate College, Palo Alto, California. Es miembro del Consejo Consultivo del CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales). Es profesor de la Maestría en Magistratura y Gestión Judicial (Conadu) que organizan la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza en el módulo “Prensa y Justicia”. Es crítico literario, autor de “La Polémica Modernista” (Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1989, en curso de reedición) y de la edición crítica de “Prosas Profanas y Otros Poemas” de Rubén Darío (Madrid: Ed. Castalia, 2015). Es el editor de un volumen de las Poesías Completas de Rubén Darío para la editorial Castalia de Barcelona, España (2016). Es Miembro del Consejo Asesor del proyecto de Archivo Dariano y Obras Completas de Rubén Darío. Universidad de Tres de Febrero (2016). También es autor de trabajos de investigación publicados en órganos científicos de Estados Unidos, España y la Argentina. Recibió un premio Nacional de Literatura en la Argentina, el premio Pedro Salinas en Puerto Rico, el premio de Cultura Hispánica en Madrid (España) y el premio Alfonsina en la ciudad de Mar del Plata. Fue destacado en 2017 como uno de los cinco periodistas de la última década en la especialidad “Análisis Político” por el Jurado de los premios de la Fundación Konex Ha sido profesor titular ordinario en el Departamento de Letras de la Universidad Nacional de Mar del Plata de las cátedras de Literatura Hispanoamericana y de Literatura Española. También Decano de la Facultad de Humanidades de la UNMdP durante un mandato de tres años. Fue profesor de Literatura Española, Literatura Argentina e Hispanoamericana y de Introducción a la Literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia. Santa Cruz, Argentina. Ha dictado cursos y conferencias sobre crítica literaria en universidades de Estados Unidos, México, Colombia, España y otros países. También ha dictado cursos y conferencias en facultades de periodismo de todo el país. ignacio@zuleta.org @izuleta www.zuletasintecho.com