“Trabajan para nosotros”, ríe la oposición

Si hubiera que imaginar una estrategia para complicarle más la vida a Cristina, los pasos que ha tomado Alberto pueden servir de inspiración. «Trabajan para nosotros», se repitió mucho el jueves en el Centro de Exposiciones, adonde Macri presentó el libro de Pablo Avelluto y Hernán Iglesias Illa. Todas las señales agresivas del oficialismo han provocado una catarata de decisiones judiciales que han desairado la agenda del peronismo gobernante. Es indemostrable que no sea una respuesta corporativa al ataque del oficialismo. Si el objetivo era defender la causa de Cristina, o fracasó el Gobierno, o tiene sentido pensar en una racionalidad alternativa: que sea un objetivo oculto de los socios de ella en la trifecta, que no le vaya bien.

El producto de esta política es que los procesamientos se prolongan en el tiempo, y, salvo algún giro drástico -un indulto, por ejemplo- seguirá en los próximos años caminando por los tribunales. Se trata de mantener sus causas en función piloto y en situación de empapelamiento -en España llaman «empapelar», desde hace siglos, a lo que acá los cursis llaman «lawfare»-. Titanic básico: si ella se salva, se hunden Alberto y Massa. Si ella se hunde, se salvarían sus socios.

Indulto, veneno sanador: como las vacunas

La palabra indulto es venenosa, pero lo han pedido Raúl Zaffaroni y Hebe de Bonafini. Los senadores del oficialismo reclamaron a los jueces una absolución, en una carta que puede valer para un indulto. El nuevo ministro reclama que los jueces hagan algo porque ella no tiene nada que ver. No dijo con qué. ¿Será Soria el ministro del indulto? Una medida así terminaría con el madrinazgo de Cristina sobre Alberto y Massa, pero ese matricidio requiere poder de quien lo firma, hacia adentro y hacia afuera. Un indulto tiene un alto costo político. Lo pagó Carlos Menem con el indulto a los militares, que le costó una división en el peronismo que había juntado 5 millones de votos en las presidenciales de 1995. Pero terminó con la hipótesis del golpe militar. Menem tenía mucho poder y se arriesgó a firmar el perdón de esos procesados, algo que discute la mitad de la biblioteca.

Alberto ha dicho que un perdón a procesados debería darlo el Congreso con una ley. Pero que él podía cerrar juicios a procesados como Cristina. Lo hizo José Félix Uriburu con Hipólito Yrigoyen en 1932 y Juan Perón con Ricardo Balbín en 1951. Firmar un perdón a Cristina la mostraría como presunta inocente y presunta culpable, pero la dejaría herida para nuevas aventuras políticas. También el público no peronista le cobraría ese costo a Alberto. Gerald Ford necesitaba sacarse de encima a Richard Nixon después del Watergate y lo indultó, pese al costo que tuvo: perder la reelección con Jimmy Carter en 1977. En febrero de este año el nuevo presidente de Bolivia Luis Arce promovió un indulto a Evo Morales y a más de un millar de sus “hermanos” y “compañeros”.

(De la columna «Sergio Massa arrinconado, Daniel Gollán levanta perfil y el paso a paso de las PASO», en Avant Premiere de Clarín de hoy – https://clar.in/3vLj5tZ?fromRef=twitter)

Por Ignacio Zuleta

Periodista y consultor político. Autor del libro “Macri Confidencial: pactos, planes y amenazas” (Bs. As.: Ed. Planeta, 2016). Columnista de Política Nacional del diario Clarín. 1: Columna Entretelas de la Política, que se edita todos los domingos en el Suplemento Economía. 2: Columna Avant Première, que se edita los días lunes en la sección Política (https://www.clarin.com/autor/ignacio_zuleta.html) Editor responsable del sitio www.zuletasintecho.com. Colabora en revistas del extranjero sobre temas políticos y es columnista invitado en medios de la Argentina. Como periodista y analista ha dictado conferencias en varios países. También ha realizado coberturas internacionales en sesiones de las Naciones Unidas, países de Medio Oriente, América Latina, la crisis política en Italia, los acuerdos Malvinas entre Gran Bretaña y la Argentina, elecciones en España, México, Estados Unidos, Uruguay, Chile, México y otros países, varias sesiones del World Economic Forum (Davos, Suiza) y numerosos viajes presidenciales de mandatarios argentinos y de otros países. También ha participado de reuniones científicas y profesionales como la que organiza la Global Editors Network. Ha sido Secretario de Redacción del Diario Ámbito Financiero, Editor político de mismo diario. Durante 7 años fue además responsable de la sección “Charlas de quincho”. Fue director responsable del diario “La Mañana del Sur”, Neuquén. También fue columnista del diario La Capital (Mar del Plata). En medios radiales, tuvo actuación a cargo de programas en FM la Isla y Radio el Mundo de Buenos Aires. Conductor durante 5 años del programa de debate político “Contrastes” (Canal Metro de TV). Es doctor en Filosofía y Letras (Universidad Complutense de Madrid, España) Graduado del programa Publishing on the Web de Stanford University, Graduate College, Palo Alto, California. Es miembro del Consejo Consultivo del CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales). Es profesor de la Maestría en Magistratura y Gestión Judicial (Conadu) que organizan la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza en el módulo “Prensa y Justicia”. Es crítico literario, autor de “La Polémica Modernista” (Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1989, en curso de reedición) y de la edición crítica de “Prosas Profanas y Otros Poemas” de Rubén Darío (Madrid: Ed. Castalia, 2015). Es el editor de un volumen de las Poesías Completas de Rubén Darío para la editorial Castalia de Barcelona, España (2016). Es Miembro del Consejo Asesor del proyecto de Archivo Dariano y Obras Completas de Rubén Darío. Universidad de Tres de Febrero (2016). También es autor de trabajos de investigación publicados en órganos científicos de Estados Unidos, España y la Argentina. Recibió un premio Nacional de Literatura en la Argentina, el premio Pedro Salinas en Puerto Rico, el premio de Cultura Hispánica en Madrid (España) y el premio Alfonsina en la ciudad de Mar del Plata. Fue destacado en 2017 como uno de los cinco periodistas de la última década en la especialidad “Análisis Político” por el Jurado de los premios de la Fundación Konex Ha sido profesor titular ordinario en el Departamento de Letras de la Universidad Nacional de Mar del Plata de las cátedras de Literatura Hispanoamericana y de Literatura Española. También Decano de la Facultad de Humanidades de la UNMdP durante un mandato de tres años. Fue profesor de Literatura Española, Literatura Argentina e Hispanoamericana y de Introducción a la Literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia. Santa Cruz, Argentina. Ha dictado cursos y conferencias sobre crítica literaria en universidades de Estados Unidos, México, Colombia, España y otros países. También ha dictado cursos y conferencias en facultades de periodismo de todo el país. ignacio@zuleta.org @izuleta www.zuletasintecho.com