• Hace justo 2 años, 12 de mayo de 2019, Juan Schiaretti ganó la reelección como gobernador de Córdoba. Esa elección dinamitó al peronismo alternativo y precipitó la unidad del peronismo. Fue una decisión estratégica exitosa que le permitió ganar las elecciones de aquel año.

• Schiaretti era el dirigente más importante de la mesa del peronismo Alternativo que integraba con Sergio Massa, Miguel Pichetto, Roberto             Lavagna y Juan Manuel Urtubey.

• En el discurso de festejo Schiaretti dijo:

• “Sin peronismo no hay república, y sin respeto a la república el peronismo no tiene destino. o habrá república en Argentina sin el peronismo y no habrá futuro para el peronismo si no es republicano».”:

            • Mencionó «con orgullo» que es subteniente de reserva del Ejército Argentino.

• «Nosotros no defaulteamos, las deudas se pagan».

                       • La exhibición de poder de ese grupo ponía a las elecciones de ese año en una opción de tres tercios: peronismo del AMBA, la Alternativa y Cambiemos. Una situación arriesgada para las tres opciones. • La toma de posición de Schiaretti fue un desafío al peronismo AMBA del Instituto Patria. También era un pliego de condiciones para negociar la unidad.

• El peronismo entendió que unidos aseguraban el triunfo. El peronismo AMBA aceptó la condición de que Cristina no fuera candidata. El arco alternativo no pudo generar un candidato presidencial. ¿Schiaretti esquivó el pasamanos de la historia?

• En pocas horas se precipitó la unidad del peronismo. A los seis días, el sábado 18 de mayo se anunció la formula Alberto-Cristina.

• El 11 de junio, Cambiemos anunció la fórmula Macri-Pichetto.

• Fue una decisión acertada del peronismo.

• Cambiemos venía herido por la economía desde finales de 2017.

• Se dejó llevar por la estrategia equivocada de confrontar con el peronismo AMBA y el desprestigio de Cristina.

• Cambiemos no leyó bien los resultados de las legislativas de 2017. El peronismo más cercano a Cristina hizo en ese año, en las provincias, mejores elecciones que el peronismo amigo del gobierno. Cristina había sacado 37% de los votos en el peor momento de su desprestigio – procesada, Boudou y De Vido incendiados en tribunales, etc., – y ya había ganado las PASO a senador por PBA a Bullrich, aunque perdió la general.

• Cambiemos tampoco digirió bien su triunfo de 2017. Debió aprovecharlo para construir una opción política más amplia que sumase a los peronistas no cristinistas. Visto en perspectiva, debió llamarlo a Pichetto en aquel momento. Hubiera sumado un grupo de gobernadores peronistas y la historia hubiera sido otra. Creyó que le bastaba para dinamitar la economía de Sturzenegger, precipitó una crisis financiera que lo echó en brazos del FMI. Ahí ya estaba todo perdido porque nadie se iba a sumar a un gobierno que buscase una solución en el FMI, ni aquí n i en ningún lugar del mundo.

Esto escribimos en aquel año. Sirve repasarlo para entender el clima de aquellas decisiones:

20 de mayo 2019

CHOQUE DE DEBILIDADES DE UNO Y OTRO LADO

El anuncio se anota en la serie de renunciamientos a la candidatura presidencial del peronismo. Esa fuerza le debe al público la explicación de por qué ninguno de los gobernadores quieres ser candidato, empezando por Juan Schiaretti, el peronista más poderoso de la Argentina. El sábado se sumó Cristina a esa lista. Es un ingenioso hecho de fuerza dirigido a la propia tropa, pero hacia afuera es un gesto de debilidad. Una debilidad a la altura de la de los demás protagonistas, sean los del oficialismo de Cambiemos, con el prestigio de antaño perforado por la crisis de hogaño, o los adalides del peronismo federal. No es fácil explicar con pincel fino las razones de esta debilidad, pero expresa su percepción de que no tienen chances de ganar fácilmente la elección presidencial. O con alguna posibilidad, que les permita discriminar si les conviene arriesgar lo que tienen, por intentar algo con suerte incierta. Si alguno de ellos, Schiaretti, por ejemplo, tuviera esa certeza ganadora, estaría encabezando una campaña nacional para juntar a todo el peronismo detrás de sí, o tocando el timbre del Instituto Patria para arreglar. En ese juego de debilidades ocurre el fernandazo, que expresa fragilidad más que poder. Cristina se baja 1) porque cree que pierde, como hizo Néstor en 2007, cuando resignó una reelección porque creía que perdería; 2) porque divide a los propios, algo de lo cual le confesó a Alberto según cuenta éste; 3) por alguna otra razón inconfesable, de naturaleza personal (la edad, la salud, los juicios, los hijos, todo comprensible). Esa debilidad se recubre, como en toda jugada de fuerza, de un improbable ingenio táctico. Si el gobierno apuesta a la estrategia de la polarización extrema, si sacamos a Cristina, sacamos uno de los polos de esa dialéctica. Es un impulso reactivo, cuya fase activa hay que demostrar. Rompí la polarización, ¿y ahora qué?

UNA MANERA DE QUITARLE ESPACIO AL “CORDOBAZO” DE SCHIARETTI

Más interesante es el intento, con esa movida, de desbaratarle el armado a los peronistas federales. El discurso de la victoria de Schiaretti lo vieron en el Instituto Patria como una agresión. Habló de «república», de equilibro fiscal, de no default, y exaltó a los militares, todas consignas que resignificó como un distanciamiento de Cristina. Era necesario desbaratar el juego, al que debió llamar Schiaretti la noche misma de su victoria. El jueves por la noche Guillermo Seita aceitó las cerraduras de su oficina para que el jueves Schiaretti se reuniese con Miguel Pichetto, que apuró el regreso de Mar del Plata para discutir la foto de una cumbre para este martes o miércoles en la Capital Federal. En estas horas la han confirmado; estará la mesa de los 4, línea fundadora, o sea ellos dos más Massa y Juan Manuel Urtubey, con la estrella invitada: Roberto Lavagna. De parte de él me dicen en estas horas que Roberto irá a esa cita, pero que antes se reunirá, también a solas, con Schiaretti. También pasó el jueves por lo de Seita el santafesino Miguel Lifschitz, que puede llegar a ser el sexto en la foto de la cumbre. (Debilidades del «Fernandazo», el acuerdo de Pichetto y un nuevo Partido del Balotaje – http://www.clarin.com/politica/debilidades-fernandazo-acuerdo-pichetto-nuevo-partido-balotaje_0_ZIRBmOwF4.html?fromRef=twitter)

26 de mayo de 2019

EL CLUB DE LOS PARRICIDAS O LOS PERONISTAS DEL RENUNCIAMIENTO

En el peronismo sigue sin respuesta al enigma de por qué ningún gobernador, salvo Juan Manuel Urtubey, el más débil de todos – no tiene reelección, distrito chico, viene de perder las legislativas, todo mal – quiere ser candidato a presidente. Lo más llamativo es el caso de Juan Schiaretti, el peronista más poderoso que, además, viene de ganarle las elecciones a Cambiemos – adversario de su partido en el orden nacional- en el segundo distrito en cantidad de votos del país. A esa lista del renunciamiento se suma ahora Cristina. La reticencia puede explicarse por el temor a perder o a arriesgarlo todo por un objetivo de cumplimiento incierto. También repite un proceso que no es nuevo ni en la política ni en el peronismo, que es el intento de parricidio de una generación de dirigentes. Los gobernadores nuevos, de nueva generación, que ganaron sus provincias en 2015, se desentienden del destino nacional del peronismo, desenganchan las fechas y eluden dar el paso para jugar en la cancha grande. Cuanto más, hacen acuerdos en listas de legisladores, pero nada más. Acaso les convenga reelegir merced a la bonanza de sus finanzas después de los fallos previsionales de la Corte, los presupuestos pactados y los consensos fiscales. Si jugasen el partido nacional, postergarían el pase a retiro de una generación de gerontes que les puede sacar 8 años de su vida: Cristina, Uribarri, Gioja, Duhalde, Lavagna. La única manera de evitar la hipoteca sobre su futuro es resguardase en sus provincias, y dejar que gane cualquiera, menos algún peronista de la generación que pisa ya los 70 años. O los supera. El parricidio, que es una especie del género de la traición, es un músculo principal de la actividad política. El proceso de 1999 provee un modelo: los gobernadores desengancharon las elecciones de sus provincias y de diputados nacionales – merced a un decreto de Carlos Menem que los autorizó a provincializar elecciones legislativas nacionales -para no quedar cautivos del liderazgo de un Duhalde presidenciable. Eso movió las candidaturas desenganchadas. ¿Les convenía consagrarse por otros ocho años a un Duhalde que había sido vicepresidente y dos veces gobernador? Encima tenía el viento en contra de Menem que lo quería perdedor, y eso lo dejaba abajo en todas las encuestas de intención de voto, frente al ticket De la Rúa-Chacho. Sólo repuntó en un momento cuando se lanzó la fórmula Duhalde-Palito. (El club de los parricidas o los peronistas del renunciamiento – http://www.clarin.com/economia/economia/club-parricidas-peronistas-renunciamiento_0_1PU8s6Jhc.html?fromRef=twitter)

Por Ignacio Zuleta

Periodista y consultor político. Autor del libro “Macri Confidencial: pactos, planes y amenazas” (Bs. As.: Ed. Planeta, 2016). Columnista de Política Nacional del diario Clarín. 1: Columna Entretelas de la Política, que se edita todos los domingos en el Suplemento Economía. 2: Columna Avant Première, que se edita los días lunes en la sección Política (https://www.clarin.com/autor/ignacio_zuleta.html) Editor responsable del sitio www.zuletasintecho.com. Colabora en revistas del extranjero sobre temas políticos y es columnista invitado en medios de la Argentina. Como periodista y analista ha dictado conferencias en varios países. También ha realizado coberturas internacionales en sesiones de las Naciones Unidas, países de Medio Oriente, América Latina, la crisis política en Italia, los acuerdos Malvinas entre Gran Bretaña y la Argentina, elecciones en España, México, Estados Unidos, Uruguay, Chile, México y otros países, varias sesiones del World Economic Forum (Davos, Suiza) y numerosos viajes presidenciales de mandatarios argentinos y de otros países. También ha participado de reuniones científicas y profesionales como la que organiza la Global Editors Network. Ha sido Secretario de Redacción del Diario Ámbito Financiero, Editor político de mismo diario. Durante 7 años fue además responsable de la sección “Charlas de quincho”. Fue director responsable del diario “La Mañana del Sur”, Neuquén. También fue columnista del diario La Capital (Mar del Plata). En medios radiales, tuvo actuación a cargo de programas en FM la Isla y Radio el Mundo de Buenos Aires. Conductor durante 5 años del programa de debate político “Contrastes” (Canal Metro de TV). Es doctor en Filosofía y Letras (Universidad Complutense de Madrid, España) Graduado del programa Publishing on the Web de Stanford University, Graduate College, Palo Alto, California. Es miembro del Consejo Consultivo del CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales). Es profesor de la Maestría en Magistratura y Gestión Judicial (Conadu) que organizan la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza en el módulo “Prensa y Justicia”. Es crítico literario, autor de “La Polémica Modernista” (Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1989, en curso de reedición) y de la edición crítica de “Prosas Profanas y Otros Poemas” de Rubén Darío (Madrid: Ed. Castalia, 2015). Es el editor de un volumen de las Poesías Completas de Rubén Darío para la editorial Castalia de Barcelona, España (2016). Es Miembro del Consejo Asesor del proyecto de Archivo Dariano y Obras Completas de Rubén Darío. Universidad de Tres de Febrero (2016). También es autor de trabajos de investigación publicados en órganos científicos de Estados Unidos, España y la Argentina. Recibió un premio Nacional de Literatura en la Argentina, el premio Pedro Salinas en Puerto Rico, el premio de Cultura Hispánica en Madrid (España) y el premio Alfonsina en la ciudad de Mar del Plata. Fue destacado en 2017 como uno de los cinco periodistas de la última década en la especialidad “Análisis Político” por el Jurado de los premios de la Fundación Konex Ha sido profesor titular ordinario en el Departamento de Letras de la Universidad Nacional de Mar del Plata de las cátedras de Literatura Hispanoamericana y de Literatura Española. También Decano de la Facultad de Humanidades de la UNMdP durante un mandato de tres años. Fue profesor de Literatura Española, Literatura Argentina e Hispanoamericana y de Introducción a la Literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia. Santa Cruz, Argentina. Ha dictado cursos y conferencias sobre crítica literaria en universidades de Estados Unidos, México, Colombia, España y otros países. También ha dictado cursos y conferencias en facultades de periodismo de todo el país. ignacio@zuleta.org @izuleta www.zuletasintecho.com