ARRINCONADOS POR LA INSATISFACCIÓN

El índice de (in)satisfacción de la Universidad de San Andrés muestra que el prestigio del gobierno cayó al mismo 14% que tuvo el gobierno de Macri en abril de 2019. En mayo, el peronismo anunciaba la unificación detrás de la fórmula Fernández-Fernandez. Era el primer producto del estado de ánimo que golpeaba al gobierno de Macri, que se desmoronaba desde hacía un año de la mano del acuerdo con el FMI. El 86% de insatisfacción del público arrincona a este oficialismo de Alberto, que tuvo su pico más alto de prestigio en abril del año pasado: 58%, justo cuando el gobierno se ponía al hombro la pelea contra la peste Covid. La complejidad de estos indicadores le dificulta al gobierno emprender un contrataque, a tan poco tiempo de las elecciones. Esa complejidad se manifiesta en contradicciones. Por ejemplo, que las políticas que tienen más prestigio en el público son justamente Salud (32%), Ciencia (30%) y Obras Públicas (28%). Sin embargo, no ha servido para ganar las primarias, poner más vacunas ni soltar partidas para el cordón cuneta electoral. Es la política. El prestigio de la política de salud, para ahondar en contradicciones difíciles de superar con marketing, se opone al 62 % de rechazo que tienen las medidas anti Covid.

REPUBLICANOS DESEMBARCAN EN CÓRDOBA

Miguel Pichetto postergó para la semana que viene el desembarco en Córdoba junto a Ramón Puerta. Abanderado del Peronismo Republicano aporta al debate sobre la valoración de movimientos en el peronismo. Lo más notable que ha ocurrido en el tiempo preelectoral es la toma de posición de Schiaretti para diferenciarse del peronismo cristinista ante una derrota que cree segura el 14 de noviembre. La clave para el gobernador más poderoso del país – que domina la provincia con más votos de la Argentina después de Buenos Aires, sin sombras que lo amenacen – ya no es perder, sino que esa derrota no lo enfile con el pelotón del cristinismo. El peronismo de todo el país ha tenido siempre una referencia en Schiaretti. Este mandatario, que no tiene reelección, logró acreditar a Córdoba como la capital nacional del antikirchnerismo y el anticristinismo. También es la base de las mejores elecciones de Macri. Durante el gobierno de Cambiemos encabezó la liga de gobernadores en sus negociaciones con Rogelio Frigerio y aportó al refinamiento, entre otros proyectos, de los Consensos Fiscales. Esas negociaciones tuvieron el respaldo en el Congreso de Pichetto y Massa, y les dieron a los gobernadores un ciclo de prosperidad que les reportó rentas y facilitó procesos políticos que les permitieron: 1) reelegir en sus cargos; 2) la libertad, en el momento oportuno, de despegarse de esos compromisos con aquel gobierno, y sumarse al proceso de unificación del peronismo, que les permitió volver al poder en 2019. Frigerio ha contado que eso pudo evitarse llamándolo a Schiaretti y los peronistas que lo acompañaban a un gabinete de coalición. En ese armado, que la mesa de Olivos rechazó, el Anses habría ido a Osvaldo Giordano, ministro de economía de Schiaretti y un experto en temas previsionales. El miércoles pasado, Giordano lo representó en la mesa de provinciales que discutieron en la Rosada el sistema de control de precios.

MÁS DIFÍCIL ES REVERTIR LA ESTRATEGIA

Al oficialismo le cuesta revertir el resultado de las PASO, pero más aun revisar la matriz estratégica, que descansa sobre diagnósticos resbaladizos y objetivos viscosos: 1) que el público le va a agradecer con votos al gobierno el vacunazo; 2) que al público lo moviliza el argumento de la deuda con el FMI. Si estos objetivos fueran solventes en el terreno electoral, hubieran servido para que el peronismo superase la debilidad de origen. Las PASO mostraron que el peronismo está tan dividido que no toleró que en Buenos Aires dominasen las listas únicas en los municipios. Si se hubiera admitido la pluralidad, esa división hubiera tenido algún amparo. La lista única que impuso la conducción de Maxi Kirchner implicó que los votantes se quedasen sin liderazgo para ir a las urnas. Eso explica la caída de votos respecto de 2019 en Buenos Aires. El armado tuvo un propósito electoralista, como el de Cambiemos en 2015. Pero había que ponerle algo más. Hoy el peronismo tiene de nuevo en crisis las tres patas de la mesa: crisis de liderazgo, crisis de programa, crisis en el control territorial, que fue el gran activo recuperado en 2019. Ahora va a elecciones con la necesidad de suturar, en camillas de campaña, la división histórica de esa fuerza entre el peronismo territorial y el peronismo del AMBA – Menem-Cafiero 1988, Menem-Duhalde 1999, Menem-Kirchner 2003, etc. 

TERRITORIALES DESPEGAN DEL CONTROL DE PRECIOS

Los territoriales que administran la mayoría de las provincias están vacunados contra las aventuras del AMBA, que se fascinan con gestos de militancia. Saben qué representan, pero no a quiénes representan. Por eso pierden elecciones. Entienden la política como una discusión en un estudio de TV cable y buscan identificarse con consignas ingeniosas. Quieren identificarse con pergeños ideológicos fruto de lecturas improvisadas – su cielo son calidad flor de ceibo, como Jauretche o el “Colorado” Ramos, maestro de fantasías de Ernesto Laclau. Los territoriales, en cambio, tienen que mantener los pies sobre la tierra y cuidar su plaza multipartidaria sin el sectarismo del AMBA. Juan Schiaretti comparte electorado peronista con el del no peronismo que representa Cambiemos. Tiene habilidad para armar alianzas horizontales, como Jorge Capitanich en Chaco, que ha llegado a sumar fuerzas de signo más que diverso. Su primera gobernación la logró con una alianza que contenía desde el PO al Recrear de López Murphy. Eso le permite decir a Schiaretti que el kichnerismo destruyó al país, y que el electorado de su provincia no lo quiere al kirchnerismo. Raro léxico: los peronistas no suelen hablar de kirchnerismo para criticarlo. Fustigó en los mismos términos a Macri, que respondió: “Es mi amigo, está en campaña. Cuando hablamos en privado no me dice esas cosas”. En el mismo sentido, Capitanich salió de la reunión del gobierno sobre el control de precios, y dijo en su provincia que él representa también a los empresarios chaqueños. Se despegó del discurso anti-negocios del formato nacional, como el misionero Oscar Herrera Ahuad, que dijo que defiende a los empresarios de su provincia. No llegan al rechazo del formato de los gobernadores no peronistas. Algunos están incluso imaginando si la convocatoria a controlar precios que hizo el gobierno mediante el Decreto 745/2021 no es inconstitucional. ¿Pueden convocar a gobernadores a cumplir una consigna de campaña? Ya las medidas de restricción sanitaria están discutidas por su legalidad, una historia no cerrada aún en la justicia.

Foto principal: Juan Manzur incursiona en Córdoba para disputar el mando de Juan Schiaretti sobre el peronismo territorial

Por Ignacio Zuleta

Periodista y consultor político. Autor del libro “Macri Confidencial: pactos, planes y amenazas” (Bs. As.: Ed. Planeta, 2016). Columnista de Política Nacional del diario Clarín. 1: Columna Entretelas de la Política, que se edita todos los domingos en el Suplemento Economía. 2: Columna Avant Première, que se edita los días lunes en la sección Política (https://www.clarin.com/autor/ignacio_zuleta.html) Editor responsable del sitio www.zuletasintecho.com. Colabora en revistas del extranjero sobre temas políticos y es columnista invitado en medios de la Argentina. Como periodista y analista ha dictado conferencias en varios países. También ha realizado coberturas internacionales en sesiones de las Naciones Unidas, países de Medio Oriente, América Latina, la crisis política en Italia, los acuerdos Malvinas entre Gran Bretaña y la Argentina, elecciones en España, México, Estados Unidos, Uruguay, Chile, México y otros países, varias sesiones del World Economic Forum (Davos, Suiza) y numerosos viajes presidenciales de mandatarios argentinos y de otros países. También ha participado de reuniones científicas y profesionales como la que organiza la Global Editors Network. Ha sido Secretario de Redacción del Diario Ámbito Financiero, Editor político de mismo diario. Durante 7 años fue además responsable de la sección “Charlas de quincho”. Fue director responsable del diario “La Mañana del Sur”, Neuquén. También fue columnista del diario La Capital (Mar del Plata). En medios radiales, tuvo actuación a cargo de programas en FM la Isla y Radio el Mundo de Buenos Aires. Conductor durante 5 años del programa de debate político “Contrastes” (Canal Metro de TV). Es doctor en Filosofía y Letras (Universidad Complutense de Madrid, España) Graduado del programa Publishing on the Web de Stanford University, Graduate College, Palo Alto, California. Es miembro del Consejo Consultivo del CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales). Es profesor de la Maestría en Magistratura y Gestión Judicial (Conadu) que organizan la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza en el módulo “Prensa y Justicia”. Es crítico literario, autor de “La Polémica Modernista” (Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1989, en curso de reedición) y de la edición crítica de “Prosas Profanas y Otros Poemas” de Rubén Darío (Madrid: Ed. Castalia, 2015). Es el editor de un volumen de las Poesías Completas de Rubén Darío para la editorial Castalia de Barcelona, España (2016). Es Miembro del Consejo Asesor del proyecto de Archivo Dariano y Obras Completas de Rubén Darío. Universidad de Tres de Febrero (2016). También es autor de trabajos de investigación publicados en órganos científicos de Estados Unidos, España y la Argentina. Recibió un premio Nacional de Literatura en la Argentina, el premio Pedro Salinas en Puerto Rico, el premio de Cultura Hispánica en Madrid (España) y el premio Alfonsina en la ciudad de Mar del Plata. Fue destacado en 2017 como uno de los cinco periodistas de la última década en la especialidad “Análisis Político” por el Jurado de los premios de la Fundación Konex Ha sido profesor titular ordinario en el Departamento de Letras de la Universidad Nacional de Mar del Plata de las cátedras de Literatura Hispanoamericana y de Literatura Española. También Decano de la Facultad de Humanidades de la UNMdP durante un mandato de tres años. Fue profesor de Literatura Española, Literatura Argentina e Hispanoamericana y de Introducción a la Literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia. Santa Cruz, Argentina. Ha dictado cursos y conferencias sobre crítica literaria en universidades de Estados Unidos, México, Colombia, España y otros países. También ha dictado cursos y conferencias en facultades de periodismo de todo el país. ignacio@zuleta.org @izuleta www.zuletasintecho.com