Ticker de noticias

FESTEJA MACRI: SE RINDE EL JUEGO EN CAPITAL (LOS IMPRESCINDIBLES DEL LUNES)

• CONFESIONES DE AEROPUERTO: GIOJA, A MANO ALZADA LEY ANTI DESPIDOS. • MACRI, VETO O MEDIO VETO. • QUEJAS DE ALIADOS: ¿DESDE CUÁNDO LOS VETOS SE ANUNCIAN POR ADELANTADO? • MASSA, ANSIOSO POR SER BISAGRA, DIVIDE SU BLOQUE • FINAL DEL JUEGO: SE RINDE EL ENEMIGO EN CAPITAL, VENDE TODO. • LE PEDIRÁN QUE ANTES PONGA EN ORDEN PAPELES Y PAGUE DEUDAS • GANA MACRI, QUE ODIA EL JUEGO, COMO BERGOGLIO, CARRIÓ Y MICHETTI • ENVIADO AL MUNDO ACLARA HOY QUE PRO ES DEMÓCRATA CRISTIANO • OCURRE DESPUÉS DE SEMANA ULTRA CON VARGAS LLOSA Y SARKOZY • DE PASO, ¿LEEN LAS NOVELAS LIBERTARIAS QUIENES INVITAN AL PREMIO NOBEL? • ESCARAMUZAS PERONISTAS • SCIOLI DETECTA LIGA PERONISTA CERCA DE VIDAL PARA ACHICARLO A MASSA • EMPEZARON LOS FORCEJEOS POR CANDIDATURAS 2017 • INTENDENTES PERONISTAS A CONCORDIA A OFRECERLE SU PACTO AL OFICIALISMO • LA CONEXIÓN AMERICANA: MAMET SE LLEVA EMPRESARIOS • ACÁ MACRI CENÓ CON INVERSORES DE MIAMI • EX CONVENCIONALES PORTEÑOS FESTEJARON 20 AÑOS DE LA CONSTITUCIÓN • EXTRAÑARON A ESTRELLAS OLVIDADIZAS QUE SE HICIERON GRANDES EN LA CONVENCIÓN DE 1996 • EL ENIGMA DE LARROQUE, LA TIERRA DE YABRÁN Y MARÍA ESTHER DE MIGUEL: NO PIDEN PLATA, LA DEVUELVEN.

  • La trama se distribuye en varias sedes, adonde los protagonistas le empezaron a ver el rostro a Dios; o sea a entender cómo sus actos empiezan a determinar su destino, como si el embudo se hubiera invertido y el camino, que hasta ahora parecía ancho y generoso, empieza a limitarlos con restricciones. La sede más mirada, Olivos, asistió a debates calientes que van a dejar heridos. Por ejemplo, para decidir quién lo convenció a Mauricio de anunciar un veto a la ley anti despidos. ¿Desde cuándo se anuncian los vetos? Con sólo eso el gobierno permitió que la oposición forzase un debate sobre el desempleo y la inflación, que es la inquietud dominante en cualquier sondeo de opinión. La oposición tiene los votos en el Congreso para sostener sus banderas; son los mismos votos que alquila para iniciativas ajenas, del oficialismo, como la ley anti cerrojo. ¿Nadie reparó en eso? Igual Macri insistió en el veto, pero habilitó operaciones decorativas como que el oficialismo en diputados rechace el proyecto que viene del Senado y que en la votación en particular enuncie sus disidencias. Es algo accesorio, pero eso les habla a esos votantes a quienes – vaya a saber por qué – Macri le prometió el veto. Si la ley sale como la escribió el peronismo, veto total; si tiene cambios y sale una versión intermedia en la vuelta al Senado, veto parcial. Hasta aquí los tantos anoche en Los Abrojos.
  • Si hay alguna sede inevitable para temas como éstos del Congreso, es la sala de espera de Aeroparque los viernes, que es adonde se terminan de hacer las reuniones de labor parlamentaria, en un clima de camaradería turística. Este viernes confluyeron allí José Luis Gioja y algunos diputados oficialistas, que escucharon al sanjuanino decir que su bloque va a votar el proyecto como llegó al Senado, sin cambiarle una coma, porque es el eje del proceso actual de reunificación del peronismo. Como además es un proyecto de ellos, no tiene costo respaldarlo. Eso lo supo en acto el oficialismo, que hoy promoverá nuevas rondas para escuchar propuestas de cambios al proyecto, que, salvo un milagro, la oposición va a rechazar. Más aún cuando ve al oficialismo enloquecido por las evoluciones de Sergio Massa, el aliado odioso de Cambiemos.
  • En esa espera de Aeroparque se contaron detalles de la charla entre Gioja y Massa, que fue a verlo para tratar de convertirse en la bisagra del proyecto. Salió sin nada, porque Gioja tampoco a él le dio señales de que sea negociable el proyecto. “Vamos a votar el proyecto a libro cerrado. No hay nada que puedan darnos a cambio de que nos bajemos”, escuchó Massa. Gioja se fue con la idea de que el Frente Renovador tiene además una división interna, entre los duros anti proyecto, como José Ignacio de Mendiguren, y los que creen tener la clave para cambiar la iniciativa y adueñarse de la bandera ajena. Son el dúo Marco Lavagna-Graciela Camaño. La diputada defendió el jueves en una larga reunión a puertas cerradas del bloque FR – duró casi ocho horas – la idea de copiar el proyecto que promovió Duhalde cuando ella era ministra. Se rio de la letra del proyecto aprobado por el Senado, que prohíbe la suspensión sin causa del trabajador, algo que ya figura en la ley laboral. “Ni saben lo que han votado en el Senado, y eso que son peronistas”, ironizó la diputada. Es mala praxis legislativa, agregó ella, que además es abogada.
  • Lavagna (h) y Camaño quedaron encargados de redactar un proyecto alternativo que salve a las pymes de la doble indemnización, algo que puede servir para juntar votos con el oficialismo y lograr algún cambio. Eso lo hablarán desde hoy con el bloque Cambiemos que conduce Mario Negri, que está prevenido de que el peronismo quiera cortar esos intentos promoviendo un despacho para llevarlo al recinto el miércoles, cuando haya una sesión para proyectos de acceso a la información y baja del IVA. Pero para eso tendrá que ser una sesión especial, que tiene que habilitar Emilio Monzó. Hace todo más difícil para el oficialismo la sociedad con Massa, quien según ellos no respeta códigos de negociación, con tal de mantenerse como árbitro. Fue a ver a Gioja como si lo fuera a convencer y salió achubascado sin sacarle nada. Con eso esperan los macristas que se distancie más de ellos, para prevenirse de una derrota. Resignados, los diputados del oficialismo traficaron durante el fin de semana carpetas con proyectos de enmiendas para agregar a la ley en una negociación que hoy parece quimérica, o en la votación en particular, como la cláusula de promoción del primer empleo y subsidio a algunos empleos pyme. La llave es la presión de los empresarios chicos sobre el peronismo, para abrir el paquete y ahí meter otra iniciativa, pero no de la dimensión de las que propuso durante la semana el massismo, que según el ministerio de Economía le informó a Macri en la semana, tiene un costo fiscal altísimo.
  • Igual, el gobierno algún consuelo tiene con otras informaciones que le acercaron el fin de semana. La más importante para sus batallas de superficie, que el grupo Zapla (funde todo lo que toca) que tiene como cabeza a Cristóbal López mandó a decir que se quiere retirar de la actividad del juego y que tiene en venta todos los activos en ese rubro. Por U$S 400 millones cierra la venta, seguramente al socio actual Federico de Achával, con el compromiso de que éste venda a su vez a los españoles el casino flotante. Puede negociar a la baja por lo que tiene en esa actividad envenenada que es juego (9% de la sociedad de los barcos y 12% del hipódromo) pero nunca bajar de los U$S 300 millones. El juego es una de las banderas en las que Macri aparece como un intransigente extremo. Su proyecto es reducir la oferta del juego todo lo que pueda y los movimientos que ha dado no revelan que haya detrás alguna táctica para sacar otras ventajas. Odia el juego, dicen quienes creen conocerlo. Eso lo han entendido los barones del mercado lúdico como López y también Daniel Angelici, que han empezado a actuar en función de ese rechazo casi religioso del juego que comparten Macri, Elisa Carrió, Michetti y Jorge Bergoglio. ¿Es por alegría ante esa noticia que se lo vio a Macri bailando en un salón del centro ex Kirchner en la noche del viernes? No, fue para rendirle homenaje a su funcionario Hernán Lombardi, que un día antes había cumplido años.

Soplon

  • Esta confirmación de la venta es una capitulación, pero Olivos amaga apenas una sonrisa. El juego es un mundo oculto, como la insondable deep web, al que acceden sólo los audaces, y en el gobierno quieren que antes de cualquier venta se desbroce la maraña de contratos y acuerdos escondidos que le dan al grupo una gravitación mayor que esos porcentajes, y que el poder de lobby que alguna vez tuvo ante poderes pasados. Se refieren a empresas de tecnología que controlan el juego, y a las que le prestan servicios a los casinos, que se presumen también cautivas. Además, el grupo deberá poner los papeles fiscales en orden, respondiendo a las deudas que tienen ante la AFIP por retención de tributos petroleros, y las deudas por el impago de Ingresos Brutos por el juego, que se deben a la ciudad, y que pueden descremar mucho el valor de esas ventas. Nadie querrá comprar concesiones con tanta deuda en un distrito en donde la liga de la temperancia, que rechaza el juego, gobierna sin sombras. El precio puede bajar más porque el plan oficial es reducir el número de unidades de juego – mesas, máquinas – y algunas facilidades. Esta semana habrá inspecciones en locales de comidas que funcionan en el Hipódromo y también en la zona de los barcos-casino. Como señal, habrá una orden para eliminar la dársena que está en avenida del Libertador frente al Hipódromo y que permite un giro para ingresar a los autos que vienen de la zona Norte. Una mala época para poner una moneda, más cuando el gobierno presiona para que los bingueros de la provincia de Buenos Aires absorban al personal que trabajaba en bingos que cerraron en la Capital, que son de los mismos dueños. Habrá ollas populares de trabajadores ante esos establecimientos en la provincia, que dirán que una organización que maltrata al personal puede terminar maltratando a los apostadores. Todo un riesgo para una actividad que en el fondo se basa sobre la buena fe de las partes; juego porque creo que me vas a pagar. Pero… ¿me vas a pagar?
  • Otro consuelo entre tanta rispidez fue el cierre de la semana internacional con la cena de despedida de la misión comercial de los empresarios de la Florida, que se hizo en el Hotel Plaza el sábado a la noche. Macri quebró el fin de semana para acompañarse con Horacio Rodríguez Larreta y Francisco Cabrera al broche de un viaje de inversores de Miami a Buenos Aires, que ilusiona al gobierno. Esa misión incluyó varios encuentros en la embajada de los EE.UU., aunque con Noah Mamet ausente porque se fue a Los Ángeles, al frente él de otra misión comercial de argentinos, que paseará durante diez días junto a empresarios y funcionarios, entre ellos Martín Lousteau, Lino Barañao y jefe de empresas. Mamet quiere mostrarles su ciudad natal y su región (el viaje incluye un tour por Napa Valley, zona de vinos). Por eso Kevin Sullivan fue quien atendió a los empresarios de la Florida. Entre los disertantes estuvo Alfredo Coto, que habló de sus inversiones en Miami, específicamente una torre sobre la bahía de Miami. Casi una provocación de este mercadista para el gobierno y para Carrió, que lo considera un aumentador serial de precios. La misión de la Florida la encabezó el alcalde de Miami, Tomas Regalado, quien cruzó regalos con Larreta en el gobierno de la ciudad, el infaltable Luis Lauredo – hombre de negocios, diplomático, pez de aguas profundas que no se pierde una. En cena apareció Guillermo Lousteau (padre de Martín, que ha vivido años en Miami y que está trabajándose un puesto de agregado en la embajada argentina en Madrid), José Caló, mano derecha de Regalado, el Comisionado Wilfredo Gort, segundo de Regalado, Luis Cariola, José Barletta, que edita una hoja informativa para argentinos en a Florida, Gonzalo Monarca, de Lagoon Pilar y los locales Juan Pablo Maglier (Rural) y Luis Straface (ex intelectual, hoy funcionario macrista).
Amigos americanos: izq.: el embajador argentino Noah Mamet en la partida de la misión de empresarios que encabeza por diez días en California (en la foto Gustavo Grobocopatel y José Manuel Ortega, entre otros). Der:Horacio Rodríguez Larreta intercambia regalos con el alcalde de MIami Tomás Regalado y comitiva de empresarios y funcionarios de la Florida con quienes cenó Macri el sábado en el Plaza.
  • La semana internacional había abierto el miércoles con la mega cena en Parque Norte con Mario Vargas Llosa y la fundación Libertad. Fue seguramnente el acto más importante del Pro puro en lo que va del año. Fue casi todo el Pro, pero sin presencia masiva de aliados radicales (hubo testimoniales como Enrique Nosiglia, en principal mesa junto a Esteban Bullrich, el banquero Ezequiel Carballo y Francisco de Santibáñez), mucho empresario del interior, funcionarios – casi todo el gabinete – y algunos representantes de la crema de la intelectualidad oficialista. Los organizadores tuvieron la delicadeza de ponerlos a todos en una mesa a discutir sobre quién vende más libros, y si alguno va a alcanzar alguna vez las cotas del invitado de esa noche; entre ellos Fernando Iglesias, Federico Andahazi y Alejandro Rozitchner, Iván Petrella, young adults del macrismo que se soñaron alguna vez en alguna revolución, cualquiera, menos ésta que auspicia el ultra liberal Gerardo Bongiovanni, que es sponsor internacional del premio Nobel Vargas Llosa. Con esas presencias, es inevitable una reflexión sobre el homenajeado, que escribe libros libertinos y libertarios, que si los leyeran quienes los llevan a comer lo pensarían dos veces. Su novela “El sueño del celta” es uno de los mayores manifiestos contra el capitalismo, el imperialismo y el esclavismo que se hayan escrito en décadas. Si lo leyeran algunos de quienes pagaron $ 250 mil por comer con el peruano, perderían el sueño por un par de días. Si lo leyeran los peronistas, que lo repudiaron hace algunos años, le hubieran entregado el premio Kirchner. Pero ni unos ni otros en realidad se comportan según las ideas que proclaman, como tampoco lo hace Vargas Llosa, que no compra lo que vende. Es la condición humana, y a Vargas hay que juzgarlo por sus novelas, no sus ideas, que son provisorias, tanto como la de sus contradictores. Su genio no disminuye por esos deslices de opinión – como cuando dice que la Argentina tiene que volver a una edad de oro de su pasado, que sería de agradecer que diga dónde está y cuándo ocurrió – y lo prueba su última “Cinco esquinas”, que escandalizaría a los burgueses que fueron a jalearlo a Parque Norte por sus descripciones delicuescentes de la sexualidad alternativa, pero que exhibe su estilo impecable en la descripción, casi galdosiana o balzaciana, de las ilusiones del medio pelo de las ciudades y las clases emergentes de Lima. (Para los que compran libros: la novela naufraga por una arquitectura fallida que anula los méritos de su prosa; pídanla prestada, no vale lo que te cobran en la librería).

Vargas

Mario Vargas Llosa, estrella de los burgueses en la cena de la fundación Libertad, junto al patrocinador Gerardo Bongiovanni, Isabel Preysler y Juliana Awada. 
  • Macri arriesgó compromisos con otro derechista como Nicolas Sarkozy, a quien recibió el jueves en Olivos. El francés está de campaña con una comitiva de casi diez personas – ex funcionarios, asesores y legisladores de su partido Les Républicaines – buscando votos de ultramar para volver a ser presidente de su país. Venía de Chile, adonde lo invitaron a hablar en el congreso de millonarios de la región “Padres e hijos”, adonde también habló la gobernadora María Eugenia Vidal. Sarkozy llevó a Chile su mensaje de ratificación de consignas conservadoras, mientras que Vidal ofreció negocios en la provincia de Buenos Aires. En su visita al país Sarkozy estuvo con Macri, Alfonso de Prat Gay y visitó la ESMA, algo que parece obligado para los visitantes de Francia, por el compromiso que tuvieron asesores de ese país en el entrenamiento de represores en el pasado. Es algo que recuerdan allá más que por acá. En la charla que dio en el hotel Panamericano para un centenar de franceses y afrancesados – es una especie muy argentina – Sarkozy elogió al gobierno Macri sin recordar que cuando el actual presidente lo quiso visitar cuando estaba en el Eliseo, lo desairó para no enojarla a Cristina de Kirchner, sobre quien ironizó suavemente el marido de Carla Bruna cuando condenó al populismo en la región.

Sarko

Nicolás Sarkozy buscó en la región votos franceses de ultramar para su intento de volver a la presidencia de su país.  Estuvo con Mauricio Macri y habló contra el populismo.
  • Pero para que afuera no hayan dudas sobre los encuadramientos internacionales del actual gobierno, el presidente del Pro nacional Humberto Schiavoni hablará hoy en una conferencia de partidos democristianos en San Pablo, Brasil, para dejar en claro que ése es alineamiento del actual oficialismo. Los socios radicales están en la Internacional Socialista, y el Pro, cuando nació en la Capital, parecía identificado con los conservadores de la liga de José María Aznar. Pero este viaje de Schiavoni quiere dejar todo en claro. La cumbre la convoca la Organización Demócrata Cristiana de América junto con la Fundación Konrad Adenauer y el Partido Demócrata de Brasil. El delegado argentino estará en un panel sobre la “Retirada del Populismo: los casos de Argentina, Venezuela y Bolivia”. Parece algo trivial, pero Macri cree en serio en los estereotipos que se forman sobre el país en el extranjero.
  • También el peronismo entró en el camino del embudo invertido, después de la asunción de la cúpula Gioja-Scioli. El primer gesto del gobernador fue alinearse con la línea Pichetto de endurecer las relaciones con el gobierno. “No queremos hacer nada que los muestre cerca de Macri”, dijo en la soledad de la sala de embarque el viernes. Scioli, por su lado, salió a ponerle un corralito al peronismo opositor. Estuvo en un encierro con su mesa chica el viernes en el hotel Hermitage de Mar del Plata, y de ahí salió la denuncia de que hay un acuerdo entre Julián Domínguez y Florencio Randazzo para dividir más los bloques en la legislatura de Buenos Aires y bajar el precio a Sergio Massa como socio de Vidal. Ésta pagaría con cargos esa changa, que además potencia a un peronismo no sciolista (antes tendrá que habilitar algunas vacantes, porque no quedan disponibles, por ejemplo, en el Banco Provincia). Scioli escuchó a Alberto Pérez, el local “Manino” Iriart, Juan Curuchet, ex ciclista y legislador como otro de los presentes, el camporista Juan Pignolo y mandó a marcar diferencias en reuniones con legisladores e intendentes para reforzar un espacio difícil de sostener sin dignidades burocráticas (es decir, sin gobierno ni territorio). Según la mesa sciolista, que sesionó a la misma hora cuando Elisa Carrió, en la misma ciudad, lo criticaba en la inauguración de una sede del Instituto Arhendt, Randazzo busca ser candidato a senador nacional – lo mismo que él – y Domínguez heredar la silla de Ricardo Echegaray en la Auditoría General de la Nación, adonde nadie da mucho por él. Ese cargo lo quiere también Eduardo Fellner, con lo cual hay que comprar butacas para ver ese torneo. Randazzo y Domínguez buscan rehacer su vida como tantos otros peronistas; el ex ministro del Interior iba a ser presidente, el ex jefe de los diputados iba a ser gobernador. No fueron ni candidatos y encima perdieron en sus ciudades. Ahora están obligados a juntarse porque los dos representan a la 4ª sección electoral de la provincia y la elección del año que viene está cada vez más cerca.

Scioli

Daniel Scioli en Mar del Plata con Juan Curuchet, remontando en la carrera política. Su mesa chica dice detectar un acuerdo Vidal-Julián-Randazzo para achicarlos a él y a Massa. Todo muy enredado.
  • Estos escarceos tienen la mirada puesta en esas elecciones, adonde quieren ser candidatos a senador tanto Scioli como Randazzo, Domínguez y alguno más. En el interés de todos está que Massa no avance en la captura de peronistas, y quede pegado al macrismo, que lo preferirá como postulante al Senado porque no tiene ningún nombre competitivo. Salvo Carrió, que es una formidable candidata pero que divide al propio oficialismo. Entre esos movimientos hay que anotar a quienes, como Alberto Fernández – hoy apenas una voz en las radios – que opera para que Scioli se junte con Massa y recompongan un peronismo sin Cristina de Kirchner. Si no se juntan, le dejan a la ex presidente la silla de opositora principal, y eso es lo que le conviene al macrismo. Muchos espejismos, como los que se mostrarán el jueves en Concordia, adonde se reúne el bloque peronista de intendentes de todo el país, que conduce el alcalde local Enrique Cresto. Ese grupo intenta juntar nombres para poner al reemplazante de Julio Pereyra al frente de la Federación Argentina de Municipios, que no quiere reelegir más. El bloque tiene como autoridades a Patricio Mussi y a Verónica Magario, dos espadas del kirchnerismo, pero el conjunto de los intendentes de todo el país imagina un acuerdo con el oficialismo, para poner al nuevo titular de la FAM sin ir a elecciones. Si eso ocurre, imaginan, se quedan con la silla, pero se alejan del gobierno nacional, del que necesitan. Lo mejor, dirán el jueves en Concordia, es armar una lista peronista y juntarse con los bloques radical y de vecinalistas, y armar una conducción negociada que abra una era de paz y reparto. Algo así como el acuerdo del Bicentenario, que ofreció en vano Pichetto para salir del sistema de capitalización (política) para a un sistema de reparto (económico).
  • Entre los intendentes ven con extrañeza cómo toman su gestión algunos alcaldes de cambiemos, por ejemplo Daniel Benedetti, de Larroque, Entre Ríos, que le devolvió al Ministerio del Interior $ 13 millones que cree se habían pagado de más por unos asfaltos. Le valió un cuarto de hora de fama y un llamado ayer de Macri, para felicitarlo. ¿Qué le pasó, se preguntan sus colegas? ¿Le sobra la plata? ¿Qué va a hacer cuando le falte? Este hombre, dicen, va a convertir la transparencia en una quimera. Entienden, claro, que son extravagancias entrerrianas; o de Larroque, ciudad en la que el constructor de la obra se está quejando de que no le pagan lo que hizo, y ya están devolviendo plata. Larroque está en la memoria de muchos porque es donde nació y murió el misterioso Alfredo Yabrán. También es el pueblo de la recordada novelista María Esther de Miguel.
  • Políticos de memoria frágil: son Patricia Bullrich, Graciela Fernández Meijide, Carlos Ruckauf, Martín Redrado, José Canata, Aníbal Ibarra, Eugenio Zaffaroni, Víctor Santa María, Roy Cortina, Enrique Rodríguez, Liliana Chiernajowsky y Jorge Argüello. Se los esperaba en un salón de la Feria del Libro el sábado para un acto que recordó los 20 años de la sanción de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, uno de los hechos claves de la política contemporánea, fruto de la reforma constitución nacional de 1995. Su protagonismo en aquellas discusiones figuró entre lo más importante de sus carreras políticas, pero desdeñaron la invitación de Alejandro Amor, defensor de la ciudad, que quería darles un diploma. Fueron muchos de aquellos convencionales, como Alicia Pierini, Antonio Brailovsky, Clori Yelicic, Jorge Enríquez, Martín Hourest, María Elena López, María José Lubertino, Nora Ginzburg, Raúl Puy e Inés Pérez Suárez y algunos más. Hubo homenajes a algunos que fallecieron, como Jorge Castells, Alfredo Carella, Miguel Inchausti y Oscar Shuberoff. Estuvieron sus familiares, que recibieron sus distinciones después de los discursos de Pierini, Amor y Enríquez.

Foto Constituyentes

Panorámica del festejo por los 20 años de la constitución porteña en la Feria del Libro. De izq. a der: familiares de Alfredo Carella y Oscar Shuberoff (fallecidos), Nora Ginzburg, Inés Perez Suarez, Raúl Puy, Julio Guarido, Angel Bruno, Rafael Saguier, Martín Hourest,Silvia Zangaro, Rafael Moscona, María José Lubertino, Clori Yelicic, Alejandro Amor, Alicia Pierini, Jorge Enríquez, María Elena López (actual Jueza laboral de San Isidro y viuda de Carlitos Ulrich), Néstor “Pipi”Bilancieri, Gustavo Vivo.

Foto principal: Mauicio Macri ensaya pasos de baile en celebración del cumpleaños de Hernán Lombardi en uno de los salones del centro cultural ex Kirchner.

Especial Alto Escrache, las fotos de la cena de la fundación Libertad.

A vuelo de pájaro: Gerardo Millman, Claudio Bonadío, Adelina de Viola, José María Campagnoli, Teresa González Fernández, Fernando de Santibanes, Eugenio Burzaco, Enrique Nosiglia, Ezequiel Carballo, la mesa escritores con Fernando  Iglesias y otras plumas egregias, Horacio Liendo, Ricardo Lorenzetti, Gustavo Ferrari, Hernán Maurette, Carlos Melconián, Gabriela Michetti, Juan Archibaldo Lanús, Momo Venegas, Juan Yofre, José Manuel Ortega & Nadia Harón, Gerardo Bongiovanni, los Macri y los Vargas Llosa, Roberto Starke
A %d blogueros les gusta esto: