Ticker de noticias

TARIFAS: EL GOBIERNO BUSCA SALIDA POLÍTICA PARA HUIR DE ENREDO JUDICIAL (Los imprescindibles del lunes)

GOBIERNO RESETEA TARIFAS ANTES DE QUE LA JUSTICIA LO COMPLIQUE MÁS • SUSPENSIÓN DE AUMENTOS FUE GANADA POR LA CUPULA DEL PJ BS. AS. • PEDIDO LO FIRMÓ UN EX SECRETARIO DE KIRCHNER Y DE CRISTINA • LO QUE IMPORTA ES LA SALUD • MACRI EN EL LÍMITE SE FORZÓ PARA IR AL DESFILE DE AYER • CARRIÓ PASÓ NOCHE INTERNADA Y TIENE PARA DOS SEMANAS MÁS DE REPOSO • CAYÓ DESPUÉS DE REENCONTRARSE CON ADRIAN PÉREZ DESPUÉS DE AÑOS • RADICALES DIVIDIDOS EN TUCUMÁN • EN CAPITAL LARRETA NO CUMPLE EL “PACTO DEL TIRO FEDERAL” • RADICALES ESPERAN CARGOS Y CANDIDATURAS • LO AMENAZAN CON LOUSTEAU 2017 • HAY CANDIDATO A REEMPLAZAR A LOPÉRFIDO • ES UN PROFESOR QUE ESCRIBIÓ SOBRE EL CINE K • ES GONZALO AGUILAR, BRASILEÑISTA DEL CONICET • PICHETTO Y RECALDE NO FUERON A TUCUMÁN PORQUE LES CAMBIARON EL LIBRETO DE LOS ACTOS DEL BICENTENARIO • PARLASURES DISCUTEN HOY DESPIDO DE JOSÉ LÓPEZ • MACRISTAS QUIEREN QUE KIRCHNERISTAS DIGAN QUÉ DELITO COMETIÓ • POR AHORA LE REPROCHAN LIVIANDADES: FALTA DE DECORO

  •  “Tienen que actuar ustedes, no nosotros”. Éste es mensaje, clarito, que recibió el Gobierno de la Suprema Corte sobre la guerra de las tarifas. Por eso el gobierno anunciará hoy medidas que implican un cambio de rumbo en el tratamiento de las tarifas de los servicios públicas, cuyos aumentos han sido cuestionados en la justicia en un apabullante revés de oficialismo ante la opinión pública, que se queja de los tarifazos. Mauricio Macri instruyó a Marcos Peña y al ministro Juan José Aranguren que para hoy le acerquen una minuta con el nuevo formato de medidas para sacar al poder Ejecutivo de un laberinto en el que se enreda con un alto costo político. Lo harán antes de que haga algo la Corte, que tiene tres caminos: 1) tratar el per saltum por un amparo que frenó aumentos en San Rafael, Mendoza; 2) tratar otro que llega de Chubut por competencia originaria (una provincia vs. un ministerio nacional) y 3) tratar los fallos de cámara de Buenos Aires y Córdoba, que anulan el per saltum porque son causas que ya salieron de la primera instancia. Éste último camino es el que seguramente tomará al Corte, que tiene previsto un acuerdo para mañana, pero no habrá salida cierta antes de agosto, porque los recursos extraordinarios que presentará el gobierno contra los fallos paralizantes de esas dos provincias todavía no llegaron. Como eso anula aumentos en todo el país, el bolsillo queda protegido, el gobierno trina, pero le da tiempo para seguir los consejos que le darán los jueces mañana: que le envíe a la justicia información más completa y que aproveche el tiempo para darle legitimidad a los nuevos valores convocando a audiencia públicas.
  • El gobierno no sabe si la Corte quiere ayudarlo o perjudicarlo, pero sabe que en ese tribunal hay críticas a Aranguren por confesar improvisación; se ríen en las charlas que tienen del método de “ensayo y error” y le reprochan que ponga un tope de 400% de aumentos a quien consuma menos, justo en un invierno crudísimo. “No podía elegir otra época del año para ahorrar energía”, se ha escuchado en el Cuarto Piso del palacio de Talcahuano. Todos comparten que los aumentos de tarifas consisten en una reducción de subsidios en el corto plazo, con la intención de reducir el gasto en el mediano y largo plazo por el efecto que tiene esos subsidios sobre la inflación y el déficit. En el aprendizaje al que se somete en estos meses, el gobierno empieza a sufrir el drama de quien administra: los objetivos de largos plazo pueden ser nobles y deseables, hasta por estética, pero la política es la moneda chica, el día a día y el corto plazo. Sin éxitos en el corto plazo, no se llega nunca al largo plazo. Quien no entienda eso, que se retire pronto de la política. Con este yugo sobre los hombros, Aranguren se perdió los actos del bicentenario de Tucumán, ausencia que muchos han creído leer como un castigo por haber sometido al gobierno a este infierno que disipa la ventaja que le ha dado el macabro show del peronismo corrupto. No quisieron mostrarlo y le pidieron que se quedase en Buenos Aires a terminar la tarea.
  • Los funcionarios del ministerio de Energía, de Justicia y de la Procuración del Tesoro tienen hoy que apelar los dos fallos de la cámara de La Plata que voltearon las resoluciones de aumento de los servicios subsidiados en todo el país. Si eso no prospera, deberán ir en recurso extraordinario a la Suprema Corte que, a su vez, tiene ya en estudio los dos pedidos de per saltum del gobierno, para que se anulen amparos en Chubut y en Mendoza, que paralizaron otros aumentos. Pero este camino ofrece limitaciones que sólo pueden superarse desde la política, que tiene que actuar antes de la justicia. Si la Corte hace lo que el gobierno le pidió en los per saltum – presentados antes de que la anulación de aumentos rigiera para todo el país – repone los aumentos, y le eso hace estallar a los quejosos en nuevas protestas. Si quiere hacerle un favor, mejor que demore el tratamiento de la médula del “per saltum” – decidir si las tarifas plantean una situación de emergencia institucional – hasta que el gobierno encuentre otro formato para tratar este tema, que es lo que se espera para hoy. Si la Corte entiende que hay emergencia, regirá la jurisprudencia y los dictámenes de la Procuración de la Nación, que siempre han dicho que cuando llega la factura hay que pagarla y, en todo caso, protestar después. Como se lo mire, el favor que puede hacer al gobierno la Corte a esta altura del partido es bien poco.
  • Aunque parezcan finezas jurídicas, a nadie se le escapa la trama política que hay detrás de esta saga reservada a empresarios y abogados. El camarista que actúa en las dos causas de La Plata que suspendieron los aumentos, es Leopoldo Schifrin, un magistrado que se opuso ya a aumentos del anterior gobierno; logró que se los suspendiera y su posición parece inabordable desde la política para un gobierno como el de Cambiemos. Además, el expediente que suspende tarifas eléctricas exuda política partidaria. Se trata de un amparo que presentó un diputado provincial del PJ, Walter Abarca, un “camporista” de Saladillo que fue el secretario privado de Néstor Kirchner durante su presidencia, y que siguió siéndolo de Cristina dos años más. La otra firma es de Evangelina Ramírez, también legisladora provincial peronista, que es la esposa del ex intendente de Quilmes Francisco “El Barba” Gutiérrez, un sindicalista duro que perdió el cargo en manos del encantador cocinero gourmet Martiniano Molina, el mismo que creía que el pozo de Quilmes era un bache y prometió rellenarlo. Una tercera firma de ese escrito es la de Jorge Landau, apoderado del PJ nacional y provincial, y ex diputado nacional del peronismo. También aparece por allí Fernando Espinoza, ex alcalde de La Matanza y presidente del PJ provincial, la diputada nacional sciolista Cristina Álvarez Rodríguez y otros dirigentes que han encontrado la primera herramienta eficaz de hacerle daño al gobierno, en seis meses de concesiones a la gobernabilidad. Han logrado un fallo resonante a favor y eso mortifica más aún al gobierno, porque empieza a leer esta pelea en clave partidaria; nadie los puede convencer de que ese arco de opositores – que integran el sindicato de enemigos de María Eugenia Vidal – estén interesados sólo por la cuenta de luz que recibió el Club 12 de Octubre de Quilmes.
  • Estos desvelos castigan a los que mandan por donde más les duele, la salud. Macri llegó agotado de Tucumán, terminal de un viaje que había incluido Chile, Francia, Bélgica, Alemania y Estados Unidos. Le indicaron que se metiese en cama y avisó ayer que no iría al desfile de bandas militares. Se puso en Olivos a mediodía a verlo por TV y se dio cuenta de que no podía faltar; llamó al helicóptero y llegó cuando empezaba el show en el campo de polo de Palermo. Bien que hizo, porque esa “parade” fue la primera que se hizo en el país, juntó casi una veintena de bandas que alegraron a miles de vecinos del distrito que más apoya a su gobierno. Incluyó un final conmovedor con la marcha de veteranos de la guerra de Malvinas que provocó los aplausos más entusiastas y prolongados a lo largo de avenida del Libertador. Ausentarse hubiera sido una ofensa a los que marchaban y a ese público. La misma fatiga del material acosa a el otro pilar del oficialismo, Elisa Carrió, que debió pasar una noche en el Instituto del Diagnóstico por una crisis de potasio en su organismo, que los médicos atribuyeron al stress. Para hacer política hay que tener salud, y que lo digan, si no, los Kirchner.

Macri2

Julio Martínez, Mauricio Macri y Marcos Peña ayer en el show de bandas militares en el campo de Polo de Palermo. En la foto principal, otros ministros que los acompañaron. Conmovió desfile de veteranos de Malvinas
  • No hay que sacar conclusiones apresuradas, pero el soponcio de Lilita – que la obligará a extender el reposo por dos semanas más – ocurrió el lunes por la noche, horas después de un encuentro con su ex seguidor Adrián Pérez, hoy en el massismo, pero con destino en la secretaría de Asuntos Políticos del ministerio del Interior de Rogelio Frigerio. Pérez, que fue uno de los muchos funcionarios que estuvieron ese día en el cóctel por los 240 años de la independencia de los EE.UU. en el palacio San Miguel, dio como motivo de esa cita discutir detalles de la reforma electoral que está ya en el Congreso. No se veían hace mucho, pero la reunión fue cordial, pese a la pérdida de potasio.
  • A propósito de esa reforma, Pérez lamentó esa noche que se demore el tratamiento en comisiones hasta después del receso invernal, porque la intención del gobierno es que se apliquen algunas reformas en las elecciones del año que viene. En ese concurridísimo cóctel se hubieran podido adelantar varias casillas, porque compartieron la fiesta, bajo el mismo techo, operadores del tema electoral como Pérez, el camarista electoral Alberto Dalla Via, la jueza María Servini y el apoderado del PJ Jorge Landau. Representan todos intereses contrarios respecto del sistema electoral, pero dedicaron las charlas que compartieron en el cóctel a sacarle punta a ese proyecto. Entre tanto representante de la etnia judicial – Claudio Bonadío, Marcelo Aguinsky, Raúl Plee, Germán Moldes, Ricardo Sáenz, Carlos Stornelli, Ricardo Lorenzetti, Guillermo Montenegro – se movió una leyenda viviente de ese gremio, el ex juez Alberto Piotti. Hoy está de nuevo en el escenario como uno de los veedores en la AFA que puso la jueza Servini. Lo saludaron como un magistrado más y ofreció datos de su nueva tarea, como que nunca la FIFA pensó en desafiliar a la AFA. También hizo reír cuando contó que recibió al enviado de Suiza Primo Corvaro con esta frase: “Tu sei il redentore del calcio argentino”. En esos corros con penetrante aroma tribunalicio, supimos que el nuevo juez de la Corte, Horacio Rosatti, ha dejado de concurrir a los lugares que solía frecuentar, para evitar presiones en su nuevo rol. No ha conocido aun personalmente a Mauricio Macri, quien lo había invitado a almorzar junto a Carlos Rozenkrantz el mismo día en que lo operaron de la rodilla. Eligió a cuatro letrados de la Corte para que integren su equipo, y a ellos le sumó a la abogada Soledad Castro, que trabajó junto a Alberto Nisman. Mañana estará en el acuerdo sobre tarifas, después de pasarse el fin de semana en su casa de Santa Fe embalando la biblioteca personal que trasladará a su nuevo domicilio en la Capital.
  • Esta lectura remite ahora a otros laberintos del oficialismo; el más angustioso es el que acosa a la alianza del Pro con los radicales, que se exhibió en Tucumán con la ausencia de muchos dirigentes de la UCR en los actos del Bicentenario. La mayoría se quedó a la Asamblea Legislativa y a la cumbre partidaria, pero muchos se volvieron a sus provincias el mismo 9 de Julio. El centro de la discusión se dio el jueves en el almuerzo del hotel Catalinas Center de la capital provincial, adonde una treintena de dirigentes de todo el país no se pusieron de acuerdo sobre cómo encarar el futuro de las relaciones con el gobierno. Un ala acuerdista, encarnada en Ernesto Sanz, sostuvo en ese almuerzo que el destino de la UCR está atado a la suerte de Cambiemos en el gobierno, y que no es imaginable ninguna brecha entre las dos formaciones. Enfrente se alzó una línea encanada en dirigentes como Luis Naidenhoff, Diego Mestre o Ángel Rozas, quienes sostuvieron que el Pro no el abre el juego a los radicales en el interior, y que forman mesas de Cambiemos para preparar la campaña electoral de 2017, en la que no les respetan el número. Un caso es el de Entre Ríos, adonde el Pro está en mayoría de 4 a 1 en la mesa local bipartidaria, y el jefe sigue siendo el ministro Rogelio Frigerio, que inclina la cancha a favor del Pro. A esas quejas se agregan las que despiertan los acuerdos con peronistas en Buenos Aires, con la incorporación del intendente de San Miguel Joaquín de la Torre, que se queda con la mitad de un ministerio que era radical, en la figura de Jorge Elustondo (divide Producción de Ciencia).  Para uno (el peronista) la caja, para el otro (el radical) los problemas. De paso: faltaron a Tucumán los jefes de los bloques opositores Miguel Pichetto y Héctor Recalde. Lo justificaron en que les cambiaron el programa original que habían acordado. En la Asamblea conmemorativa iban a hablar sólo las autoridades, pero después abrieron la lista de oradores y eso los exponía  a un escenario riesgoso. De hecho, Macri hizo proselitismo en el discurso principal y era lo que los peronistas querían evitar. Como siempre, la responsabilizaron a Gabriela Michetti de esa modificación del acuerdo protocolar. Es un deporte patrio esto de echarle la culpa de todo a la vicepresidente. Están desafiando a una fiera; ya van a ver cuando reaccione.
  • Esa división no tiene quien la cierre y es el motivo de que no se haya reunido en el último mes la mesa de los martes de las 15 que funcionaba como ente de vigilancia de la gestión y que solía reunir a Peña, Frigerio, Ángel Rozas, Mario Negri y José Corral. En la semana que pasó, el justificativo fue el viaje a Europa de buena parte del gabinete junto a Macri. Tienen una nueva oportunidad mañana. La puja es más cruda en la Capital, adonde el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta les demora a los radicales el cumplimiento del pacto de Tiro Federal. Cuando la legislatura votó la liberación del predio frente a la cancha de River, el Pro tuvo el apoyo de la UCR a cambio de dos condiciones: 1) abrir la grilla para designar radicales en cargos de la ciudad; 2) comenzar a discutir las listas de candidatos para las elecciones del año que viene. Esos acuerdos se hablaron en una mesa que juntó, antes de esa votación, a Rodríguez Larreta, Diego Santilli, el jefe de gabinete Felipe Miguel y el ministro Bruno Screnzi, con los legisladores radicales Juan Nosiglia, Hernán Rossi y el presidente del Comité Capital Emiliano Yacobitti. Estos socios del Pro tuvieron un envión a favor de ese pacto con la visita hace unos días del embajador Martín Lousteau, quien amenaza al oficialismo con presentarse el año que viene como candidato a diputado nacional y desbaratarle los planes del Pro, que no tendrá en la boleta a ninguno de sus nombres fetiche (Macri, Larreta, Michetti, Vidal).
  • En estas horas el gobierno porteño tiene un cargo disponible para ofrecerles a los radicales, tras la salida del sincericida Darío Lopérfido (tuvo la corrección valiente de decir lo que piensa en un momento poco favorable; o sea, que se quería ir) del ministerio de Cultura. Ha sido una cartera muy radical, como que ha sido la plataforma para un Hernán Lombardi. Pero entre los papeles de Larreta ya figura un candidato firme, que espera anunciar en las próximas horas, y que no es radical. Se trata del profesor de literatura Gonzalo Aguilar, que ha echado fama como crítico y ensayista sobre literatura brasileña y portuguesa y cine. Es investigador del Conicet y profesor en la universidad de San Martín. Ha publicado un libro sobre Borges crítico de cine (“Borges va al cine”) y otro sobre uno de los emblemas del peronismo, Leonardo Favio. Ha dedicado pasajes de su libro “Más allá del pueblo” a reflexionar sobre el cine proselitista de la era kirchnerista en el análisis de las producciones de Eduardo Valdés (“Juan y Eva”) y del “Chino” Fernando Navarro (el documental sobre Néstor Kirchner). Su experiencia como brasileñista lo ha acercado a los formatos de la política cultural de ese país que se admiran por aquí. No costa qué opina del Bafici, festival de cine independiente, que fue la gran creación del radicalismo cultural en tiempos de Fernando de la Rúa, y que divide aguas en la crema de la intelectualidad porteña. Tiene prestigio en los ambientes culturales y no es, como suele ocurrir en estos cargos, ni un artista ni un productor de espectáculo. Aguilar es un camino de ida.
  • Pero si de finezas jurídicas se trata, nada mejor que darse una vuelta anoche por los restoranes de Montevideo, adonde concurrieron las principales estrellas criollas del Parlasur, que hoy tiene convocada a comisiones y al comité directivo que preside Jorge Taiana. Esos grupos tiene que darle curso al dictamen legal que hizo el asesor jurídico y de contralor de ese órgano regional, Carlos Mata Prates, sobre la situación del legislador por Tucumán, José López, detenido por un relato de valijas, conventos y catacumbas. Según esa opinión López puede ser sometido a un procedimiento de pérdida de mandato por “actos de falta de decoro” que debe ser juzgado por el plenario (artículo 29 del Reglamento Interno). Para una sanción o la exclusión, hace falta una mayoría especial. Para una decisión final debe hacerse antes un “análisis preliminar de la denuncia por parte del Plenario (que) dispondrá la procedencia o improcedencia de la misma”. Si es procedente, el asunto va a una comisión para dictamen ante el Plenario. La comisión debe juntar los antecedentes y le dará un plazo de diez días al acusado para su descargo. “Luego de finalizada la instrucción – dice el asesor, citando el reglamento – la Comisión realizará un informe sobre la eventual configuración de falta de decoro en el ejercicio de sus funciones por parte del Parlamentario o Parlamentaria y aconsejará la sanción a aplicar de así corresponder, elevándose dichas actuaciones al Plenario el cual, por mayoría especial, resolverá”. El bloque del Frente para la Victoria mocionó en el último plenario por la destitución lisa y llana de López – “ese peladito” como lo llamaba Néstor Kirchner en los actos – pero el cuerpo no logró los votos necesarios. En esa votación, hace dos semanas, los parlasures de Cambiemos Mariana Zuvic y Fabián Rodríguez Simón se abstuvieron con el argumento de que antes de esa separación hay que asegurarle a López las garantías del debido proceso, a partir de la presunción de inocencia. Los compañeros de López rechazaron esa moción asumiendo la culpabilidad del ex secretario de Obras Públicas.
Parlasures en acción: los peronistas Jorge Taiana y Agustín Rossi en una reunión con la comisión de Infraestructura (izq.). Der.: los diputados del bloque Cambiemos Humberto Benedetto y Fabián Rodríguez Simón. Hoy debate todos la suerte del legislador José López.
  • En las discusiones de ayer los legisladores de Cambiemos dijeron que nunca iban a tolerar un linchamiento de López y reclamaron que los peronistas definan en dónde está el delito del ex funcionario o en qué ha faltado al decoro. Una manera de arrinconar a sus adversarios para que paguen el costo del compañerismo. En un pasaje de la discusión le dijeron a Taiana que debía asegurarle el debido proceso a López porque él mismo había estado preso varios años sin ninguna garantía. “Esto es distinto”, respondería el ex canciller. Todo esto se desplegará en la comisión que se reúne hoy, adonde estarán, además de Taiana, Zuvic, Rodríguez Simón, los parlasures Eduardo Valdés, Jorge Vanossi y la massista Fernanda Gil Lozano. Esta legisladora acusa a los de Cambiemos de protegerlo a López, y se ha quejado de que la jefatura de Gabinete les ha negado a los parlasures el viático y la vianda para viajar el fin de semana largo a Montevideo, con el argumento de que eso sólo les corresponde si se trata de plenarios, mientras que la reunión de hoy es de una comisión. Gil Lozano argumenta que ir a una comisión como ésta es tan importante como ir al plenario. Su queja había llegado anoche a Marcos Peña, quien soltará algunas monedas para pagar estos viajes. Nadie cree que López esté muy interesado en hacer un descargo, con todos los frentes que debe atender (familia, justicia, iglesia, los scons, etc.), más cuando ve que lo van cortando a pedacitos sin preguntarle si los millones entraban o salían, si eran de él o de otro. Pero estas demoras procesales extienden la exhibición de su caso ante el público como un emblema del gobierno que se fue.
  • El fin de semana largo por el bicentenario dio para desplazamientos geográficos. Algunos de los integrantes de la comitiva macrista que fue a Europa se desprendieron y aparecieron por Madrid, adonde el embajador tiene la puerta abierta. Les organizó actividades a Guillermo Dietrich y a Miguel Braun con funcionarios y diplomáticos. Otros viajeros, como el ex embajador Juan Archibaldo Lanús, animaron el sábado la fiesta patria que Ramón Puerta organizó en el colegio mayor argentino en la ciudad universitaria. Desde allí vieron las zalemas, que algunos criticaron, de Macri al rey emérito Juan Carlos I° en Tucumán, por haber sido el más alto dignatario de los que se acercaron a la fiesta.

GuilloPuerta

Puerta de Hierro nunca cierra: Ramón Puerta en Madrid con Guilermo Dietrich, que se desprendió de la etapa alemana del viaje de Macri (arriba). Abajo:  el embajador junto al diplomático Juan Archibaldo Lanús en la fiesta por el 9 de Julio el sábado en el colegio Argentino de la ciudad universitaria.
A %d blogueros les gusta esto: