LA REFORMA ELECTORAL, EMPANTANADA EN LA SEMANA FINAL (Y TAMBALEA CUMBRE DE GOBERNADORES PERONISTAS DE MAÑANA)

La reunión de los senadores nacionales del peronismo dejó empantanado el proyecto de reforma electoral que el oficialismo quería llevar al recinto en las sesiones extraordinarias. Los había convocado Miguel Pichetto con la intención de unificar una posición para llevar a la reunión de gobernadores peronistas de mañana jueves en el CFI, en la que el partido tenía pensado resolver su apoyo o no la iniciativa.

El debate de los senadores terminó con más dudas. Cerca de 25 senadores se manifestaron en contra del tratamiento del proyecto este año y a favor de que las elecciones legislativas de 2017 se hagan con el sistema tradicional. En el bloque quedaron aislados Roberto Urtubey, Cristina Fiore (Salta), el primo de Urtubey Dalmacio Mera (Catamarca) y el propio Pichetto, que tenía hasta ahora un compromiso con Rogelio Frigerio para que el jueves hubiera dictamen y el asunto fuera al recinto en extraordinarias. También quedaron en el medio Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti, autores de un proyecto alternativo que no conforma al gobierno.

Con ese criterio ha quedado también en duda la realización misma de la reunión de gobernadores. Nadie cree conveniente hacer bajar a los mandatarios a Buenos Aires si no es para apoyar algún dictamen que habilite el tema. Eso comprometería otros acuerdos ya cerrados con el oficialismo para la aprobación del Presupuesto y del proyecto de reforma de ganancias, en el cual los gobernadores han puesto el límite del costo fiscal en $ 27.000 millones. Un aumento de esa cifra implicaría menos dinero para las provincias. O sea que la reunión de mañana en el CFI también quedó a confirmar.