Anuncios

Horas de prueba para Alberto vs.Cristina

Estas diferencias empiezan a poner en peligro la fuerza de la materia oscura, en la medida que avanzan los tiempos electorales. El jueves entró en el Senado el mensaje del poder Ejecutivo que propone a Alejo Ramos Padilla como juez federal de La Plata con competencia electoral. Este magistrado tiene las mejores calificaciones en los exámenes que rindió, pero la oposición lo considera un lanzallamas del cristinismo.Actuó como subrogante en Bahía Blanca para arrinconar a algún empresario periodístico, y desde Dolores declaró inconstitucional las designaciones en comisión de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti a la Corte en 2015. Es el juez de la causa D’Alessio y ha procesado al periodista Daniel Santoro por su tarea profesional. Mandó a analizar en la Comisión de la Memoria si el material periodístico puede ser considerado «acción psicológica». La «acción psicológica» es una herramienta descripta en los códigos militares que los gobiernos dictatoriales usaron para la represión. Todo acto humano puede ser considerado acción psicológica, pero no es un delito. Ramos Padilla tendrá a su cargo el control electoral en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito de la Argentina. La propuesta para el juzgado de La Plata puede ser el comienzo o el final de una pelea entre Alberto y Cristina. La vicepresidente lo quiso para una silla de camarista en Comodoro Pi. Alberto lo envía a La Plata. O arreglan o se van a a pelear. Con Daniel Rafecas ya tienen un round de disidencia abierto. El actual juez y candidato a procurador se dice un hombre de Alberto, pero no de ella.

Juicio por YPF, peligro de chispazos

Profundidades fantasiosas para quienes confían en las diferencias entre las tribus del oficialismo. Las aplaca también alguna materia oscura, en beneficio de la unidad del peronismo, que les dio la oportunidad volver al poder en 2019. Las pruebas son muchas, como las de Hércules. Alguna puede estallar en un espacio inesperado, como la procuración del Tesoro. El mega juicio que tiene el país con un fondo de abogados por la estatización de las acciones de Repsol en YPF, puede reflejar miradas distintas en la trifecta presidencial. Carlos Zannini ha continuado la estrategia que llevaba a cabo el país con el anterior gobierno, a través de su antecesor Bernardo Saravia Frías. Logró que la jueza Loretta Preska admita la posibilidad de que el juicio se haga en la Argentina. Pero también ha citado a declarar a los empresarios Eskenazi, a quienes la Argentina, antes de 2019, señaló como posibles beneficiarios ocultos de esa demanda, aunque no figuran en ella de maneral formal. Ese procedimiento de «Discovery» puede echar más sombras sobre los compromisos de ese grupo empresario, al ingresar y salir de YPF. Zannini es Cristina, Eskenazi es Massa. La empresa YPF, que conduce Guillermo Nielsen, no cambió de abogados y continúa siendo patrocinada por el mismo estudio que había elegido el gobierno de Mauricio Macri. Es una empresa de combustibles, mejor que no se derrame, y si ocurre, que nadie encienda un fósforo.

El sueño de la vigiia salvadora

La crispación entre el oficialismo y la oposición estalló en el momento cuando el duelo maradoniano podía restañar las heridas más profundas de un país perforado por crisis. Fue una oportunidad para unificar, pero sirvió para separar más. ¿No era una oportunidad para que el presidente invitase a todo el arco político – expresidentes incluidos, todos comprometidos en algún momento con la biografía de Maradona? Lo dominó el sueño de la vigilia salvadora: la del velorio de Carlitos Menem, muerto en marzo de 1995 y que pudo tener efectos en la reelección de su papá en mayo de aquel año; la de Alfonsín, accidentado en junio de 1999, que levantó el ánimo de la candidatura de De la Rúa, que ganó en octubre; la de Néstor, que la hizo reelegir a Cristina en 2010. Simplificaciones retrospectivas, porque esas elecciones se pueden explicar desde la política, no por el marketing fúnebre. La Argentina autoritaria tiene ese no-sé-qué que ha convertido el cuidado de los enfermos en un plan represivo, con controles policiales, multas, cierre de fronteras interiores, cuarentenas penosas y periodistas que cazan violadores del aislamiento. Ahora convirtió un duelo que era para la liberar felicidades y emociones, en otro round represivo. Un desacierto en un mundo en donde lo más atinado es no juntar gente sino dispersarla. La Argentina se viene salvando de los tumultos que El Guasón produce en todo el mundo. Ningún gobierno puede controlar una rebelión global de la sociedad, que marca los tiempos. No se salvó ni Donald Trump, que es un mano dura y lo tiene a Rudy Giuliani, el de la tolerancia cero. Se están yendo a la casa. Para el récord: 1) que le hagan “las patas en la fuente” a un gobierno peronista. 2) que el escenario de los errores fueron las pantallas de TV y algunas cuadras en el microcentro. El resto del país, normal, lo miró por TV con el dolor que debió dominarlo todo. Es decir, sin ira. 3) tampoco hay que minimizar el espectáculo porque esas imágenes generan la leyenda y construyen cultura popular. El 80% de los que lloraban a Maradona eran jóvenes que no lo vieron jugar. Heredaron la mitología de sus mayores.

Un asalto al Palacio de Invierno

Si hubiera que localizar las querellas en alguna la verbalización de superficie estuvo en el cruce entre Diego Santilli y Wado de Pedro sobre la actuación de las policías en los desórdenes en la Casa Rosada. Los incidentes ocurrieron en el peor momento, cuando estaban en la Rosada Alberto Fernández y Cristina de Kirchner, los barras entraban por el patio de las Palmeras y la policía los echó con gas pimienta.Sólo hay registros en celulares de esas proezas, porque el gobierno cortó la transmisión de lo que ocurría por ahí. Hasta hubo que correr el féretro de Diego de lugar por temor que fuera capturado por los entusiasmados. No ocurría algo parecido desde aquella noche cuando un grupo de veteranos de Malvinas, que reclamaban ayudas el gobierno de Néstor Kirchner, llegaron a la escalera principal de la casa Rosada. El orden en esos espacios está a cargo de la Casa Militar – Granaderos – y la custodia presidencial de la policía Federal. Aquella noche le costó una rabieta a Néstor, que descargó responsabilidades en el asesor Juan Carlos Mazzón, que conducía las relaciones con aquellos tumultuosos veteranos. Quien crea que la queja de Wado la movilizó Cristina o Alberto, no se equivoca.

(De la columna «La hora de los tuneleros», Entretelas de la política, en Clarín de hoy – https://clar.in/3lhOihZ?fromRef=twitter)

Por Ignacio Zuleta

Periodista y consultor político. Autor del libro “Macri Confidencial: pactos, planes y amenazas” (Bs. As.: Ed. Planeta, 2016). Columnista de Política Nacional del diario Clarín. 1: Columna Entretelas de la Política, que se edita todos los domingos en el Suplemento Economía. 2: Columna Avant Première, que se edita los días lunes en la sección Política (https://www.clarin.com/autor/ignacio_zuleta.html) Editor responsable del sitio www.zuletasintecho.com. Colabora en revistas del extranjero sobre temas políticos y es columnista invitado en medios de la Argentina. Como periodista y analista ha dictado conferencias en varios países. También ha realizado coberturas internacionales en sesiones de las Naciones Unidas, países de Medio Oriente, América Latina, la crisis política en Italia, los acuerdos Malvinas entre Gran Bretaña y la Argentina, elecciones en España, México, Estados Unidos, Uruguay, Chile, México y otros países, varias sesiones del World Economic Forum (Davos, Suiza) y numerosos viajes presidenciales de mandatarios argentinos y de otros países. También ha participado de reuniones científicas y profesionales como la que organiza la Global Editors Network. Ha sido Secretario de Redacción del Diario Ámbito Financiero, Editor político de mismo diario. Durante 7 años fue además responsable de la sección “Charlas de quincho”. Fue director responsable del diario “La Mañana del Sur”, Neuquén. También fue columnista del diario La Capital (Mar del Plata). En medios radiales, tuvo actuación a cargo de programas en FM la Isla y Radio el Mundo de Buenos Aires. Conductor durante 5 años del programa de debate político “Contrastes” (Canal Metro de TV). Es doctor en Filosofía y Letras (Universidad Complutense de Madrid, España) Graduado del programa Publishing on the Web de Stanford University, Graduate College, Palo Alto, California. Es miembro del Consejo Consultivo del CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales). Es profesor de la Maestría en Magistratura y Gestión Judicial (Conadu) que organizan la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza en el módulo “Prensa y Justicia”. Es crítico literario, autor de “La Polémica Modernista” (Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1989, en curso de reedición) y de la edición crítica de “Prosas Profanas y Otros Poemas” de Rubén Darío (Madrid: Ed. Castalia, 2015). Es el editor de un volumen de las Poesías Completas de Rubén Darío para la editorial Castalia de Barcelona, España (2016). Es Miembro del Consejo Asesor del proyecto de Archivo Dariano y Obras Completas de Rubén Darío. Universidad de Tres de Febrero (2016). También es autor de trabajos de investigación publicados en órganos científicos de Estados Unidos, España y la Argentina. Recibió un premio Nacional de Literatura en la Argentina, el premio Pedro Salinas en Puerto Rico, el premio de Cultura Hispánica en Madrid (España) y el premio Alfonsina en la ciudad de Mar del Plata. Fue destacado en 2017 como uno de los cinco periodistas de la última década en la especialidad “Análisis Político” por el Jurado de los premios de la Fundación Konex Ha sido profesor titular ordinario en el Departamento de Letras de la Universidad Nacional de Mar del Plata de las cátedras de Literatura Hispanoamericana y de Literatura Española. También Decano de la Facultad de Humanidades de la UNMdP durante un mandato de tres años. Fue profesor de Literatura Española, Literatura Argentina e Hispanoamericana y de Introducción a la Literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia. Santa Cruz, Argentina. Ha dictado cursos y conferencias sobre crítica literaria en universidades de Estados Unidos, México, Colombia, España y otros países. También ha dictado cursos y conferencias en facultades de periodismo de todo el país. ignacio@zuleta.org @izuleta www.zuletasintecho.com