Ticker de noticias

LA UE CASTIGA A TRUMP Y ACELERA EL ACUERDO CON EL MERCOSUR

LA UE REACCIONA ANTE EL PROTECCIONISMO DE EE. UU. Y CEDE PARA FIRMAR LIBRE COMERCIO CON EL MERCOSUR • ANTES LO HIZO CON JAPÓN PARA CREAR LA ZONA MÁS GRANDE DEL MUNDO • SE NEGOCIÓ EN MADRID ANTES DEL G-20 • MEJORA EL NEGOCIO DEL BIODIESEL COMO PRUEBA DE AMOR  • MERKEL EN FASHION EMERGENCY • EL SENADO DISCUTIRÁ REPRESAS KIRCHNER EN PLENA CAMPAÑA • PRESIÓN DE CHINOS: SALE YA, O SE VAN • MACRI DESPIDE A MINISTROS ANTES DE EMPEZAR CAMPAÑA • RADICALES PIERDEN POSICIONES • NEGRI, CRÍTICO; SANZ, CONFORME • CAMARA ELECTORAL DECIDE SI BURLANDO QUEDA EN CARRERA CONTRA LISTA RANDAZZO EN EL PJ • RADICALES PIOS EN MISA POR YRIGOYEN

El viaje al G-20 redundó en proselitismo oficial para reforzar el lema de “volvimos al mundo”, algo que el gobierno valora como si antes no hubiera la Argentina cosechado amigos en los mismos países que ahora lo palmean a Mauricio Macri – aquellos eran otros amigos y para otras cosas; hoy estos amigos no están y los que vinieron quieren otras cosas. Pero lo más importante de la semana ocurrió por un canal paralelo al del viaje presidencial. Fue en Madrid el lunes en la reunión de Jorge Faurie, con sus colegas de los países del Mercosur, y la comisaria de Comercio de la Unión Europea Cecilia Malmström. De esa reunión el canciller volvió con la noticia de que, como sea, la firma del acuerdo de libre comercio Mercosur-UE se hará antes de fin de año. Las posiciones estaban parejas desde hace por lo menos tres años. Los países de la región ponían trabas al ingreso de manufacturas, y los países europeos, en particular Francia y algunos del bloque oriental, traba las importaciones de productos agrícolas. ¿Qué cambió? De este lado decayó la línea proteccionista que representaba el eje Kirchner-Dilma-Chávez. Del otro lado, juega ahora el Brexit y el distanciamiento entre la UE y los Estados Unidos. Bajo la administración Obama, su país estuvo a punto de firmar un tratado de libre comercio con la UE. El advenimiento de Donald Trump, campeón del proteccionismo, hizo entrar en un cono de sombra todos los acuerdos de libre comercio.

Puerta

Jorge Faurie el lunes en Madrid antes de iniciar la reunión sobre el acuerdo Mercosur-UE, junto al embajador Ramón Puerta. En esa cita hubo más rédito que en la cumbre del G-20.

Europa reaccionó acelerando compromisos con otras regiones, como Oriente y América Latina. Primero firmaron un tratado con Japón, que ha creado el sistema de libre comercio más grande del mundo. A Faurie le hicieron saber en Madrid que ahora es el turno de América Latina y empieza todo con el Mercosur. Como señal de buena fe, la UE levantará el mes que viene las restricciones a las importaciones de biodiesel de ese continente. El principal comprador es España, que levantó la barrera cuando la Argentina estatizó las acciones de Repsol en YPF. Cuando llegó Macri, el gobierno español autorizó esas importaciones que pueden llegar a más de U$S 500 millones, Pero ahora, con el levantamiento de una barrera arancelaria del 14%, la UE aportará a esas ventas al bloque comunitario, que empezarán recién a ser rentables para el país. Todo esto lo supo Macri antes de salir rumbo a Hamburgo; también cuando se entrevistó con Emmanuel Macron.

Antes de regresar, Macri festejó el 9 de julio en la cubierta de la fragata Libertad, que ahora se pasea por el mundo sin temor al cautiverio por deudas impagas, como le ocurrió en Ghana. También puede elegir itinerario, no como antes, que podía tocar sólo puertos de países tan morosos como la Argentina. Macri estuvo acompañado de su comitiva y del embajador en Alemania, Luis Krekler, que está influyendo cada día más en las costumbres privadas de Angela Merkel. Le hizo descubrir el malbec, el dulce de leche y los alfajores cuando vino a la Argentina. Pidió ese vino en el almuerzo con los presidentes del G-20 y le llevó al papa las delicias de manjar criollo. Ahora los observadores le piden a él, que es un tigre de la elegancia – como diría el llorado Landrú – , que la inicie a la canciller alemana en la moda Awada. En el escenario del G-20 el outfit de Merkel evocaba el de las funcionarias de Alemania Oriental, que es donde se crió. Encima el pantalón estaba acordeonado por arrugas después de estar sentada varias horas, y los fundillos caían de más sobre sus zapatos. No se quedó  atrás el propio Macri, cuyos entornistas deberían darle una mano de plancha a los chupines que luce el presidente en estos actos.

Mauricio Macri, Juliana Awada y el embajador Luis Krekler en el festejo ayer del 9 de julio en la fragata Libertad, anclada en Hamburgo. Merkel en fashion emergency.

En el capítulo de las globalidades no todo son mieles. El negocio de más volumen en materia de inversiones, la construcción de las represas Kirchner y Cepernic en Santa Cruz, siguen frenadas por la justicia, y los chinos, que ponen la plata, han dado el ultimátum: o destraban la obra o se despiden del proyecto, que implica un negocio de más de U$S 4000 millones. Esa obra la frenó un amparo ante la Suprema Corte que presentó una liga de abogados ambientalistas. El tribunal mandó a que se aplique una ley de 1991, nunca usada hasta ahora, que dispone que el Congreso llame a una audiencia para discutir el impacto ambiental que implicará el emprendimiento. Eso ocurrirá el próximo 20 de julio y sigue una cuidada coreografía, porque las partes quieren que la obra salga. Es una herencia de Cristina y el gobierno dedicó casi un año y medio a renegociar las condiciones. Se redujeron las turbinas de 11 a 8, se renegociaron contratos y se redujeron las inversiones que originalmente eran de más de U$S 7000 millones.

Esta semana el ministro Juan José Aranguren se reunirá con los jefes de bloques del Senado para explicar el objeto de esa audiencia, un estudio de impacto ambiental. La semana que viene los funcionarios del ministerio de Energía, los legisladores, los demandantes y todo aquel que crea que tiene algo que decir, podrán participar de las audiencias. Habrá hasta una pantalla para que participen vecinos de la Patagonia por videoconferencia. Se hace bajo presión, pero también hay temor en el gobierno de que se despierten otros demonios. El socio local de los chinos es la firma Electroingeniería, ligada al anterior gobierno y mencionada en la trama de las coimas o propinas en Brasil. Un entuerto difícil este de ir a una audiencia que se verá por la TV a defender una obra que se llama Kirchner y que hará una empresa empapada de kirchnerismo. Y todo eso en plena campaña electoral y al ritmo de los titulares que generan de manera insoportable la crisis del Lava Jato, que todavía está por llegar, pero que ha producido ya heridos de diversa gravedad. (Ver aquí los documentos del ministerio que se discutirán: Informes Informe_pen_136_138_17. )

Entre hoy y el jueves a las 24, cuando arranca la campaña electoral, el gobierno tiene que dejar definido el nuevo gabinete, que actuará por lo menos hasta diciembre  (Eticismo y piñatas de campaña –  http://clar.in/2sTrjDo). No hay muchas sorpresas, pero sí algunos forcejos de última hora. En el formato que ya se conoce, el radicalismo conserva la cartera de Defensa y el ministerio del Plan Belgrano, y pierde Comunicaciones, como antes perdió ya la Cancillería. Julio Martínez deja Defensa a Oscar Aguad para ser candidato a senador por La Rioja. Aguad tiene previsto hablar hoy con los funcionarios de esa cartera para definir quién sigue y quién se va. Uno de ellos, Walter Ceballos, volvió ayer de la gira de prácticas del rompehielos Irízar, que navegó, después de una década de reparaciones, entre Buenos Aires y Bahía Blanca. Hoy hablará con Aguad sobre el nuevo formato de su Secretaria de Logística y Coordinación de Emergencias. En el Plan Belgrano, sale un radical tucumano, José Cano, y asume el correntino Carlos “Mono” Vignolo, hoy funcionario de Ricardo Colombi a quien hay que compensar por haberlo marginado de la fórmula a gobernador.

zar

Walter Ceballos, secretario del ministerio de Defensa, brinda con los tripulantes del rompehielos Irízar por el resultado de la primera singladura de esa nave después de 10 años de reparaciones. 

Si se miran los pronósticos electorales, cambian un radical perdedor por un radical con chance de ganar. Comunicaciones pasa al ministerio de Modernización con el rango de Secretaría. Pelea para seguir el conservador Héctor Huici, con lo cual el radicalismo pierde el control de una de las carteras más importantes del gabinete. También cede la secretaría de Asuntos Municipales de donde sale Aída Ayala (candidata a diputada por el Chaco) para dejársela a un peronista de Tucumán Domingo Amaya. También tiene pasado peronista el nuevo ministro de Educación Alejandro Finocchiaro. Viene de la universidad de La Matanza, lo acercó Mariano Nadorosky, lo recicló Esteban Bullrich, que ahora sale para ser candidato a senador por Buenos Aires. La decisión final de los nombres ocurrirá antes de la noche del jueves, cuando Macri se presente en la cena de camaradería de las Fueras Armadas, que precede a la campaña. Quedan para los días que restan hasta el final de las elecciones otros repartos, como el de las embajadas vacantes, que pueden servir para pagar o compensar acuerdos: Washington, París, Montevideo y alguna más.

El aire del oficialismo es de optimismo porque cree que el resultado final del cierre de listas ocurrió sin que corriese sangre por la puja de cargos entre los partidos que integran Cambiemos. El radicalismo cree que en cualquier resultado habrá tenido en la mayoría de los distritos la cabeza de las listas a diputados y más de la mitad de las listas a senadores. Con eso prepara un lote de candidatos a gobernadores competitivos en media docena de provincias para 2019. El macrismo hizo valer el peso de la marca de origen, con el argumento de que sólo en dos distritos el candidato del oficialismo tiene menor imagen que Mauricio Macri. Son Elisa Carrió en la Capital y Claudio Poggi en San Luis. Los radicales siguen divididos por los cierres traumáticos en Capital, Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba.

El ala más crítica ante esa situación la representa el jefe del interbloque de Diputados Mario Negri. En el reportaje de Clarín de ayer desmarcó con frases cargadas de sentido: “El radicalismo tiene muchos años como para saber lo que tiene que hacer por sí solo. Andar de quejoso, llorones, no sirve. La política es estar en movimiento siempre, es como andar en bicicleta: uno se para y se cae. Nosotros tomamos una decisión en Gualeguaychú. Allí lo que se medía no era la cantidad de cargos, lo que se medía era qué Argentina era la que seguía. Y la verdad es sencilla, yo no digo cuánto aportó el radicalismo, pero si el radicalismo no estaba en Cambiemos, hoy Cambiemos no estaba en el Gobierno, que era lo más probable, aunque sea contra fáctico. La UCR está para contribuir, no para manguear puestos”. “No estoy en la intimidad del poder. Nosotros fuimos una coalición parlamentaria exitosa, pero nunca pensamos que íbamos a ser una coalición de la centralidad del poder, la política central del Gobierno no la define el radicalismo”. (http://clar.in/2sT4Ar4).

El ala más conforme con el resultado del cierre la encabeza el ex senador Ernesto Sanz, que entiende que hay una estrategia de crecimiento que el radicalismo está cumpliendo con éxito. Lo explica en privado y en público, como en la charla que dio el jueves en la mesa del Rotary de Buenos Aires, que inauguró en el Sheraton un ciclo titulado “Qué pretendo para la Argentina”. Su presencia convocó a un importante arco de empresarios y profesionales que también acompañaron en su asunción al nuevo presidente de esa entidad, Luis Ovsejevich. En su exposición Sanz defendió la idea de que en que la elección del 22 de octubre se debate poder mucho más que en las de 2015. En aquella oportunidad, afirmó, se decidió el destino del gobierno. Este año se definirá el destino del poder en la Argentina. El resultado de octubre indicará, insistió, la superación de un sistema que está agotado pero que aún tiene porciones de poder, como el intento de dominar el espacio público. “En los ´80 al gobierno radical lo condicionaban los copamientos de cuarteles. En el 2017, al gobierno de Cambiemos pretende condicionarlo el copamiento de la calle”, dijo. Sobre los protagonistas de la contienda afirmó que “Hay dos tipos de dirigentes políticos, los que aspiran a construir mayorías para transformar la realidad y los que aspiran a fidelizar minorías para sostener influencia; Cristina Kirchner está en el segundo grupo”. Insistió en su prédica en favor de un acuerdo con la oposición moderada: “El país necesita, como resultado de estas elecciones acuerdos básicos entre un gobierno y una oposición, que comparten agendas más allá de que difieran en cuanto a convicciones políticas”. En respuesta al lema de la convocatoria, Sanz afirmó: “Estoy muy confiado en la Argentina, muy confiado en lo que viene, creo mucho en el Gobierno y creo mucho en el presidente de la nación. No soy del partido de él, él no es de mi partido, tenemos muchas diferencias culturales y políticas. Construimos juntos esta visión de Cambiemos, aunque hoy no ocupe ningún cargo, estoy muy cerca de él ayudándolo.” Sobre la performance oficial alardeó: “Gobernar con minorías en la Argentina es una experiencia inédita. Es el primer gobierno que asume con una minoría en el congreso tan profunda.”

Sanz

Ernesto Sanz dijo en el Rotary que estas elecciones son más importantes, en cuanto discusión de poder, que las de 2015. En la foto junto a los empresarios José Urtubey, Juan Pablo Maglier, el presidente del Rotary Luis Ovsejevich y Norberto Frigerio.

Rotary

La Cámara Nacional Electoral resolverá en las próximas horas la apelación de la junta electoral del PJ de Buenos Aires contra la autorización que le dio el juez electoral de La Plata Juan Manuel Culotta (subrogante en esa función por arte de mero macrismo) a la lista que promueve Mario Ishii en las PASO para senadores y diputados nacionales. La junta partidaria había inhabilitado la presentación de la fuerza del intendente de José C. Paz y había dejado sólo la que encabeza Florencio Randazzo. El máximo tribunal nacional en materia electoral decidirá si Randazzo deberá compartir fondos y minutos de TV con las listas que encabeza el conocido abogado Fernando Burlando (se postula para diputado nacional) y el señor Gastón Yáñez (funcionario de Ishii en la alcaldía de José C. Paz). O si se quedará él con todos esos recursos. Éste es el episodio que le pone algo de nervio a los días previos al comienzo de la campaña electoral para las PASO nacionales del 13 de agosto. La junta electoral provincial del distrito autorizó el viernes cerca de 60 listas provinciales que habían sido impugnadas en varios distritos bonaerenses, que pertenecen a todas las tribus peronistas en pugna (el cristinismo, el randacismo, la fracción de Ishii y alguna otra que se referencia en el candidato porteño Guillermo Moreno (ver las resoluciones en http://www.juntaelectoral.gba.gov.ar/).

La CNE tiene que resolver bien pronto si Burlando está en carrera o no, porque el viernes 14 comienza la campaña. Antes tendrá lugar el round más entretenido y pintoresco que precede a cada elección: las audiencias para impugnación y aprobación de las boletas que se usarán en las PASO. Es un capítulo para artistas del diseño, pero también para apoderados y expertos en marketing. Éstos tienen que explotar al máximo por recursos simbólicos con que cuenta cada formación. También tienen que detectar el uso de esos símbolos por sus adversarios y calcular los efectos que pueden producir en el público. Esas boletas se aprueban después de las audiencias, que suelen dar lugar a discusiones a veces violentas sobre la propiedad de colores, imágenes, escudos, banderas y banderines. A eso seguirá la campaña que está autorizada a hacerse en los 30 días previos a la fecha de los comicios. Desde el próximo 24 de julio la campaña podrá emplear los espacios en los medios audiovisuales que se repartieron por sorteo viernes y sábado pasado los expertos, que tienen que explotar al máximo los símbolos que se les reconocen.

En la línea de homenajes radicales de temporada, el ala pía de los boina blanca se dio cita como de costumbre el 3 de julio en la iglesia de La Piedad, adonde fuera bautizado Hipólito Yrigoyen, para participar de la misa por un nuevo aniversario de su “regreso a la Casa del Padre” según los términos teológicos de la invitación. El oficio religioso fue presidido por el cura párroco Raúl Laurencena vástago de un clan de prosapia radical entrerriana (si bien los Laurencena fueron adversarios de Yrigoyen, internas entre vascos) y el titular del Instituto Nacional Yrigoyeneano Diego Barovero tuvo a su cargo la introducción litúrgica al comienzo de la misa y la elevación de las oraciones de los fieles. Asistieron descendientes del repúblico, autoridades y miembros de número del Instituto Nacional Yrigoyeneano, dirigentes y militantes de la UCR como el histórico Hipólito Solari Yrigoyen, Juan Yrigoyen, Elva Roulet, Guillermo Gasió, Monica Almada, Edit Gallo, Juan Carlos Valente, Adriana Malek, Fabian Rogel, Pedro Calvo, José Carballo, Arturo López Santos, Nestor Pan, Mario Casas, Reinaldo Brontzmann, entre otros.

Misa

Radicales en la misa por Hipólito Yrigoyen: Fabian Rogel, Reinaldo Brontzmann, Monica Almada Mario Casas, Juan Carlos Valente, Padre Ráúl Laurencena, Hipólito Solari Yrigoyen, Guillermo Gasio, Elva Roulet, Diego Barovero, Dolores Cabral, Edit Gallo, Adriana Malek y Federico Araujo.
A %d blogueros les gusta esto: